Como un reconocimiento a la relevancia de las actividades de las mujeres por la lucha por la igualdad y la dignidad de las mujeres que se inició en el siglo XX. FOTO: SEM MÉXICO.

México, mayo (SEMlac).- Como un reconocimiento a la relevancia de las actividades de las mujeres por la lucha por la igualdad y la dignidad de las mujeres que se inició en el siglo XX y que todavía no está ganada en el XXI pero es un recordatorio que esta lucha continuará hasta lograrlo, se llevó a cabo la entrega de la Medalla al Mérito Hermila Galindo 2020.

La actividad tuvo lugar en Sesión Solemne en el recinto de la Cámara de Diputados de la Ciudad de México.

A nombre de la Comisión de Género, la diputada Martha Patricia Llaguno, de Morena, al dirigirse a las galardonadas, les señaló que su trabajo no será invisible, ni menospreciado, ni minimizado, pues permanecerá por las mujeres que cuentan con ustedes.

La periodista Sara Lovera recibió el reconocimiento por fomentar la educación a las mujeres a través de la activa labor en los medios de comunicación escritos y digitales por un periodismo incluyente e influyente. Actualmente es directora de SemMéxico y Coordinadora regional del Servicio de Noticias en América Latina y el Caribe (SEMlac).

Como periodista y feminista ha reportado la actual estela de violencia contra las mujeres y en 2005 coordinó la investigación sobre feminicidios que realizó la Cámara de Diputados.

Su columna semanal, Palabra de Antígona, se publica cada semana en las publicaciones de la Organización Editorial Mexicana (OEM), en 47 diarios de la República, sus portales digitales, en SemMéxico y en páginas de mujeres, blogs, revistas electrónicas y se distribuye internacionalmente.

De forma presencial recibieron la medalla Sara Lovera López, Laura Martínez Rodríguez, Rocío Corral Espinosa Monsiváis, Teresa Alonso García, Verónica Morena Curiel, Guadalupe Arellano Rosas y Carmen Alcázar.

Ana Fátima López, del grupo Abogadas Violeta, habló por las galardonadas, y enfatizó que todos los días luchan por disminuir la brecha de género y buscan transitar hacia una vida libre de violencia para las mujeres en la construcción de un México más igualitario.

“Estamos convencidas de que con el acceso pleno de nuestros derechos a la igualdad, la frase ni una más ya no será solo una consigna, sino una realidad”, acotó.

Dijo que era un honor ser parte de este grupo de mujeres que están convencidas de sumar a esa gran lucha para que la condición de las mujeres mejore, porque salgamos a la calle sin miedo, porque la cifra de las víctimas de violencia disminuya y avancemos en la construcción de la paz.

Sabemos y estamos convencidas de cuál es la meta, el camino no es fácil, apostamos a la perseverancia y al reconocimiento pleno de nuestras capacidades y privilegios para compartirlos, la causa más grande no solo de igualdad, no solo de derechos, sino de hechos.

Recibió la medalla la activista Laura Martínez Rodríguez por su trabajo a favor de las mujeres que se mantiene en pie de lucha por la atención y erradicación de la violencia en contra de las mujeres. ADIVAC A.C.

Roció Corral Espinosa Monsiváis recibió la medalla para el Centro de Apoyo a la Mujer Margarita Flores Magón, que tiene 34 años de trabajo.

Guadalupe Arellano Rosas ha destinado los últimos 22 años a favor de las mujeres a través de diversos trabajos e iniciativas.

Verónica Moreno Curiel, por la Red de Abogadas Violeta, por fomentar el acceso de las mujeres a la planta laboral en igualdad de condiciones que los hombres e impulsar la participación de las mujeres en el ámbito público.

Teresa Ixchel Alonso García, campeona nacional de nado sincronizado, quien, desde sus redes sociales, dio origen al movimiento “Ni una Atleta Más” a favor de las deportistas mexicanas víctimas de violencia al interior de sus equipos e instituciones.

Carmen Alcázar, por investigaciones científicas a favor de mujeres por visibilizar a las mujeres por internet.

Cabe recordar que la distinción, creada en 2017, reconoce a las mujeres que a través de su trabajo, activismo y trayectoria han destacado en la defensa, impulso, fomento y promoción del ejercicio efectivo de los derechos humanos de las mujeres y la igualdad sustantiva en la metrópoli.

Hermida Galindo fue una mujer que se adelantó a su tiempo, simboliza la lucha de las mexicanas por el voto universal y la participación política. Fue una periodista y constitucionalista que empujó, a través de la publicación La Mujer Moderna, los derechos individuales y colectivos de las mexicanas.

Se presentó a las elecciones, sin llegar a la curul, pero también, desde ahí, inauguró la vigilancia ciudadana al actuar de los políticos. Pudo vivir para ver cuándo las mexicanas accedimos al derecho al voto y a ser votadas. Tuvo un pensamiento visionario al abogar por que la igualdad política debía extenderse a la educación, al trabajo y al reconocimiento de sus derechos sexuales y reproductivos.