La ONG Artículo 19, que defiende la libertad de expresión, acusó este viernes de "distorsión" a López Obrador. FOTO: EFE/Sáshenka Gutiérrez.

Ciudad de México, 7 may (EFE).- La ONG Artículo 19, que defiende la libertad de expresión, acusó este viernes de “distorsión” al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, tras la queja que envió su Gobierno a Estados Unidos por financiar a esta organización, que considera “opositora”.

“López Obrador recurre a la desinformación para atacar una vez más la labor de defensa de derechos humanos que realiza esta y otras organizaciones de derechos humanos. Y, al mismo tiempo, guarda silencio por la espiral ascendente de violencia contra la prensa”, denunció en un comunicado.

El presidente de México informó en su rueda de prensa de la mañana que la Cancillería envió una nota a la Embajada de Estados Unidos para quejarse porque financia a Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y a Artículo 19, que él tacha de “opositoras y golpistas”.

En el Palacio Nacional, sede de Gobierno, exhibió presuntas facturas que muestran que MCCI recibió 50 millones de pesos (2,5 millones de dólares) de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID, por sus siglas en inglés) de 2018 a la fecha, además de 29,3 millones de pesos (unos 1,46 millones de dólares) para Artículo 19, “una asociación que lo ataca”.

“Preocupa que, en esta ocasión, el presidente pretenda intervenir para que se restrinjan financiamientos de la cooperación internacional a las ONG, lo cual representa un claro revés autoritario contra el derecho de asociación y la defensa de los derechos humanos”, respondió Artículo 19.

La organización, que ya había recibido críticas del presidente en marzo, recordó que desde el inicio de su Gobierno, en diciembre de 2018, suman 18 periodistas asesinados en posible vínculo con su trabajo.

El más reciente, citó, es Benjamín Morales, quien murió el 3 de mayo en pleno Día Mundial de la Libertad de Prensa, en Sonoyta, en el norteño estado de Sonora.

La organización también documentó 692 agresiones contra la prensa en 2020, un aumento anual de 13,6 %. De las que 49,5 % fueron cometidas por agentes del Estado, como funcionarios o fuerzas de seguridad, por lo que son “los principales agresores de periodistas en México”.

“Preocupa que el presidente no actúe para frenar el incremento de la violencia en México, ni condene públicamente el hecho de que cada 13 horas se registra una agresión contra periodistas. En su lugar, estigmatiza el trabajo de organizaciones no gubernamentales”, denunció.

El escándalo ha crecido antes de la charla virtual que sostuvo este viernes López Obrador con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, encargada de Washington de atender la migración regional.

“No se puede recibir dinero de otro país para propósitos políticos, es traición a la patria. Es injerencia, es intervencionismo y es promover el golpismo”, manifestó en su rueda de prensa matutina.

Aun así, el mandatario descartó tratar la queja con Harris porque “ella merece todo el respeto” del Gobierno.

“Tenemos que buscar el entendimiento, no pelearnos”, expresó López Obrador a la vicepresidenta al inicio de la charla.