La convocatoria mixta para la renovación del IEEPCO representa un atentado del INE en contra de la paridad de género y el principio de alternancia. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

Oaxaca, Oax. La convocatoria mixta para la renovación del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), así como de otras entidades del país, representa un atentado del Instituto Nacional Electoral en contra de la paridad de género y el principio de alternancia, máxime cuando en sus 29 años de vida, el órgano electoral local nunca ha sido presidido por una mujer, señaló la exconsejera del IEEPCO, Norma Iris Santiago Hernández.

“Eso genera gran preocupación porque es un desatino del INE y de las instituciones electorales que atentan contra la paridad en todo. Van en contra en lo establecido en la Constitución y retardan la igualdad”, subrayó.

El pasado 28 de abril, en su sesión ordinaria, el INE abordó el tema para la renovación de las consejerías de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES), inlcuidas las presidencias a renovarse este año.

Originalmente el proyecto que presentó la Comisión de Vinculación con los OPLES contemplaba once convocatorias exclusivas para mujeres para cubrir las presidencias, entre estas estaba Oaxaca, recordó.

Los parámetros constitucionales para ello -explicó- están en el artículo 41 constitucional en el segundo párrafo a raíz de la reforma publicada el 6 de julio de 2019 conocida como “Paridad en Todo”.

Este artículo -agregó- tiene como base el acuerdo emitido por el INE en las elecciones para que en la renovación de las gubernaturas hubiese paridad en todo y basadas en aplicar la metodología de alternancia de género.

Así es como la comisión de vinculación del INE propuso se preestablecieran para que concursaran sólo mujeres cumpliendo con todos los requisitos, sólo que en la sesión se cambió el sentido y se determinó que fueran convocatorias mixtas con seis votos a favor de los Consejeros Electorales, Uuc-kib Espadas Ancona, Adriana Margarita Favela Herrera, Ciro Murayama Rendón, Jaime Rivera Velázquez, Beatriz Claudia Zavala Pérez y del Consejero Presidente, Lorenzo Córdova Vianello.

Mientras que los cinco votos en contra fueron de los Consejeros Electorales, Norma Irene De La Cruz Magaña, José Martín Fernando Faz Mora, Carla Astrid Humphrey Jordán, Dania Paola Ravel Cuevas y José Roberto Ruiz Saldaña.

Norma Iris Santiago Hernández, quien también es integrante de la Red Chimalli y ha dado seguimiento a distintos casos de violencia política de género, destacó que la llegada de las mujeres a las presidencias de los órganos electorales es fundamental, en principio por un tema de justicia, pero sobre todo para alcanzar la paridad establecida constitucionalmente como un derecho político electoral de las mujeres.

“El INE queda mal parado porque pudiendo hacerlo y teniendo la facultad, decide emitir una decisión contraria”.

Desde su fundación en 1992, entonces como Instituto Estatal Electoral de Oaxaca (IEEO), hasta la fecha, no ha sido encabezado por una mujer en la presidencia del Consejo. En el 2014 hubo una posibilidad de que una mujer ocupara la presidencia de manera provisional, pero tampoco fue permitido pues incluso consejeros que se pronunciaban por los derechos de las mujeres, decidieron que no fuera así. El próximo 2022 el órgano electoral local cumplirá 30 años de existencia y de excluir a las mujeres en esa función.

“Que haya más mujeres integrando el Consejo General de los Institutos electorales locales no debe ser pretexto para que se siga imponiendo el techo de cristal en algunas entidades federativas; desde mi punto de vista el INE incumplió con el deber mandatado por el artículo 41 párrafo segundo de la Constitución Federal, porque la paridad en todo, incluye también que las mujeres ocupemos los espacios de titulares o el cargo jerárquico más alto en los OPLES”, destacó.

Agregó que es de señalarse, además de los argumentos en favor de que se emitieran convocatorias exclusivas para mujeres en Oaxaca y otros 10 estados; que la fundamentación y motivación apuntada en el apartado del propio acuerdo INE/CG420/2021 tendrían mayor lógica con un acuerdo favorable a que fueran las 11 convocatorias exclusivas para mujeres, tal como establecía el proyecto de la Comisión de Vinculación con los OPLES.