El italiano Francesco "Pecco" Bagnaia (Ducati Desmosedici GP21) se quedó sin su segunda "pole position" de la temporada al ver cancelada la vuelta rápida que había conseguido por Dirección de Carrera. EFE

Madrid, 17 abr (EFE).- El italiano Francesco “Pecco” Bagnaia (Ducati Desmosedici GP21) se quedó sin su segunda “pole position” de la temporada al ver cancelada la vuelta rápida que había conseguido por Dirección de Carrera, por lograrla después de pasar por una bandera amarilla y que le entregó la primera posición al francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1).

Bagnaia estaba en su intento de vuelta rápida pero en la misma por delante de él se cayó el portugués Miguel Oliveira (KTM RC 16) y al mostrarse la bandera amarilla por ese incidente automáticamente su vuelta quedaba cancelada y el mejor puesto de la posición de salida era para el francés y el español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), mantenía la sexta plaza, una excelente clasificación para la primera carrera después de nueve meses de inactividad.

El español Pol Espargaró (Repsol Honda RC 213 V) sufrió una nueva caída, la tercera de la temporada, al irse por los suelos en la curva quince, la de entrada a la recta de meta, al perder adherencia en el tren trasero y el posterior “latigazo” al recuperarla le lanzó por los aires para propinarse un buen golpe.

Aunque algo aturdido inicialmente, Pol Espargaró pudo abandonar el circuito por su propio pie aunque se dio descanso tras el percance para intentar recuperar el “resuello” antes de disputar la primera clasificación.

Si algo dejaron claro los cuartos entrenamientos libres, los más apropiados para preparar la carrera por disputarse más o menos en el mismo horario, fue precisamente el impresionante ritmo que fue capaz de marcar casi en todo momento el francés Fabio Quartararo, que rodó como un “reloj suizo” en 1:39 para acabar siendo el líder de esa sesión en 1:39.788.

Una de las bajas significativas de la jornada fue el japonés Takaaki Nakagami (Honda RC 213 V), que el viernes sufrió una fuerte caída y aunque intentó disputar la tercera tanda libre tuvo que desistir por los dolores, le infiltraron para intentar disputar la primera clasificación, pero al final el piloto decidió darse toda la jornada de descanso para intentar recuperarse para la carrera portuguesa.

En la primera clasificación Marc Márquez no quiso perder ni un segundo y fue el primero en salir a pista para rodar el máximo de vueltas e intentar el pase a la segunda clasificación, aunque para ello se tenía que ver las “caras” con pilotos de renombre como Joan Mir (Suzuki GSX RR), vigente campeón del mundo de MotoGP, el también español Pol Espargaró, su compañero en el equipo Repsol Honda, el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), o su propio hermano Alex (Honda RC 213 V).

Precisamente Joan Mir fue el primer líder de la Q1 con un tiempo de 1:39.917, si bien la clasificación no hizo más que empezar en esos instantes, en los que, tras el rebufo de Mir, Marc Márquez se puso líder de la serie con 1:39.253, apenas una décima de segundo más rápido que el de Suzuki.

Ambos completaron una vuelta más y entraron en sus talleres a la par, cambiaron neumático trasero y volvieron a pista con más de seis minutos todavía de entrenamiento, aunque la situación permaneció inalterada con el de Repsol Honda primero y el campeón del mundo segundo, por delante de tras dos Honda, la de Alex Márquez y Pol Espargaró, que verán la segunda clasificación desde sus talleres.

En la segunda clasificación y tras el esfuerzo realizado, Marc Márquez decidió esperar un tiempo en su taller para hacer una sola salida en busca del mejor tiempo de entrenamientos.

El portugués Miguel Oliveira (KTM RC 16) fue el primer líder, todavía en 1:40, pero enseguida le superaron tanto Aleix Espargaro (Aprilia RS-GP), como Joan Mir y, poco después, también el francés Johann Zarco (Ducati Desmosedici GP21), que se cayó instantes más tarde sin consecuencias para su integridad física, y el español Alex Rins (Suzuki GSX RR), pero todavía faltaba por atravesar la línea de meta otro francés, Fabio Quartararo, que cuando lo hizo se pudo líder al rodar en 1:39.028.

Con poco más de ocho minutos de entrenamiento Marc Márquez se puso el casco y esperó el momento apropiado para salir a pista y haciendo ejercicios para soltar al máximo la musculatura de su maltrecho brazo derecho. Estaba claro que iba a hacer un solo intento de vuelta rápida y con poco más de cuatro minutos de entrenamiento por delante.

Sobre el asfalto Quartararo marcaba parciales de vuelta rápida para lograr arañar unas milésimas a su mejor tiempo al rodar en 1:38.862, hasta ese momento el único en rodar en ese segundo.

Márquez consiguió un 1:39.121 que le situaba tercero, pero enseguida le superó el francés Zarco, que se metió entre Quartararo y Miller, aunque más atrás “Pecco” Bagnaia consiguió una espectacular vuelta de 1:38.494 que le daba el récord absoluto del circuito y la segunda “pole position” de su carrera deportiva, aunque le duró poco pues Dirección de carrera le quitó el tiempo.

Bagnaia logró su registro cuando había bandera amarilla ondeando en la zona de la curva nueva, tras la caída de Oliveira, y Márquez recuperó la sexta plaza, segunda línea de la formación de salida.

Al final, Fabio Quartararo se hizo con la “pole position” y “Pecco” Bagnaia se vio relegado a la undécima posición, mientras al lado del francés acabaron Alex Rins y Zarco, con el australiano Jack Miller, el italiano Franco Morbidelli y Marc Márquez en la segunda, y Aleix Espargaró, el italiano Luca Marino (Ducati Desmosedici GP20) y Joan Mir, en la tercera.

Juan Antonio Lladós