El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelí, participa en una rueda de prensa en Ciudad de México (México). EFE

Ciudad de México, 15 abr (EFE).- El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) mexicano, la cúpula del sector privado del país, reeligió este jueves como presidente a Carlos Salazar, quien se ha distinguido por su actitud de diálogo con el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El CCE, que agrupa a 12 organizaciones empresariales que representan el 80 % del PIB, detalló en un comunicado que procedió con el mecanismo de reelección automática para que Salazar cumpla un último y tercer periodo tras asumir el cargo en 2019.

“Los presidentes que conforman el CCE reconocieron su liderazgo y compromiso al frente del organismo. Asimismo, destacaron el importante rol del sector empresarial en la discusión pública de los próximos meses”, indicó el organismo.

Carlos Salazar nació en 1951 en Nuevo León, estado del norte del país reconocido por su industria, donde estudió Economía y Administración de Negocios en el Tecnológico de Monterrey.

De 2014 a 2018 fue director general de la multinacional Fomento Económico Mexicano (Femsa), con sede en Nuevo León, y antes ocupó la dirección general de la división Coca-Cola Femsa de 2000 a 2014.

En contraste con otros organismos empresariales, como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), el líder del CCE ha evitado la confrontación con el Gobierno de López Obrador.

En noviembre pasado, el CCE presentó junto al Gobierno un plan de infraestructura que alcanzó 2,3 % del PIB.

Además, en julio de 2020, el líder empresarial anunció junto al Gobierno una reforma al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) con la meta de aumentar en 40 % el ingreso de los jubilados gracias al compromiso de los patrones de incrementar en más del doble sus aportaciones.

Pero Salazar ha chocado con el Gobierno por la reforma que restringe la subcontratación laboral u “outsourcing”, la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, y la cancelación de obras como el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y la cervecera de Constellation Brands en Mexicali.

El empresario de Nuevo León también tuvo discrepancias por la gestión económica de la crisis derivada de la covid-19, que causó en México la caída de 8,2 % del PIB en 2020.

“(Los líderes del CCE) renovaron su compromiso con una agenda que permita apoyar la reactivación económica, afrontar la crisis sanitaria ocasionada por el covid-19 y el desarrollo del país”, añadió el comunicado.