En la imagen un registro de Carlos Rodón, lanzador abridor de los Medias Blancas de Chicago, quien alcanzó el segundo juegos sin imparables de la temporada y se apuntó la victoria de su equipo 8-0 sobre los Indios de Cleveland. EFE

Chicago (EE.UU.), 14 abr (EFE).- El abridor Carlos Rodón lanzó el segundo juego sin hits de la nueva temporada de las Grandes Ligas, perdiendo el juego perfecto en la novena entrada, y los Medias Blancas de Chicago blanquearon 8-0 a los Indios de Cleveland.

El zurdo retiró a sus primeros 25 bateadores antes de golpear a Roberto Pérez en el pie con un deslizador de 0-2.

Rodón recuperó la compostura a tiempo para ponchar a Yu Chang y retirar a Jordan Luplow con un rodado a tercera.

Los 7.148 asistentes vitorearon cuando Rodón (2-0) saltó con sus compañeros de equipo cerca del montículo y los abrazó.

Fue el primer juego sin hits para los Medias Blancas desde que Lucas Giolito lanzó uno el 25 de agosto del año pasado contra los Piratas de Pittsburgh, y el número 20 en la historia de la franquicia, el segundo más alto entre los equipos de Grandes Ligas, detrás de los Dodgers de Los Ángeles (23).

La joya de Rodón llegó apenas cinco días después de que Joe Musgrove lanzara un juego sin hits para los Padres de su ciudad natal en Texas, el primero en la historia del club. San Diego había sido la única franquicia de Grandes Ligas sin un juego sin hits.

El bateador designado dominicano Yermín Mercedes (3) mandó la pelota a la calle con dos corredores en base en el primer episodio, contra el trabajo del abridor Zach Plesac.

La derrota la cargó Plesac (1-2) en dos tercios de entrada.