El ala-pívot Brandon Ingram se erigió en el líder del ataque de los New Orleans Pelicans. EFE

Nueva Orleans (EE.UU.), 12 abr (EFE).- El ala-pívot Brandon Ingram se erigió en el líder del ataque de los New Orleans Pelicans al conseguir 34 puntos, siete asistencias y seis rebotes que les ayudó a ganar 117-110 frente a los Sacramento Kings.

Mientras que el alero Zion Williamson lo apoyó al conseguir otros 30 puntos con seis rebotes y cuatro asistencias que permitieron a los Pelicans mantener la ventaja en la recta final del partido cuando los Kings intentaron la remontada.

El pívot neozelandés Steven Adams tuvo 16 rebotes como líder del juego interior de los Pelicans y el base Eric Bledsoe anotó 13 puntos como tercer máximo encestador del equipo de New Orleans que llegó a tener hasta 26 tantos de ventaja en el segundo periodo.

Pero los Kings, con el base De’Aaron Fox, que antes del partido había sido multado con 20.000 por la NBA tras criticar la labor de los árbitros, se pusieron a solo cuatro tantos del empate y 14 segundos por jugarse.

El propio Fox falló un triple que podría haber reducida la desventaja a solo uno, pero su fallo y el rebote fue capturado por el alero Wes Iwundu, de los Pelicans, y aseguró la victoria del equipo de Nueva Orleans y dejó a los Kings con la séptima derrota consecutiva.

El pívot español Willy Hernangómez, que apenas jugó tres minutos con los Pelicans, no tuvo ningún tipo de actividad estadística.

Lo que había parecido iba a ser un partido fácil se convirtió en un encuentro lleno de emoción e intensidad después de que Fox, quien anotó 43 puntos, comenzó a dominar con su juego ofensivo y a superar a la defensa de los Pelicans.

El ala-pívot Harrison Barnes con un doble-doble de 16 puntos, 11 rebotes, tres recuperaciones de balón y un tapón acabó como el mejor de los Kings en el juego interior y segundo máximo encestador de una lista de cinco jugadores que tuvieron números de dos dígitos.