Las negociaciones para que Irán y Estados Unidos vuelvan a cumplir el acuerdo nuclear de 2015 han terminado hoy en Viena su primera ronda con ciertos avances. FOTO: EFE/ Comisión Europea en Viena.

Viena, 9 abr (EFE).- Las negociaciones para que Irán y Estados Unidos vuelvan a cumplir el acuerdo nuclear de 2015 han terminado hoy en Viena su primera ronda con ciertos avances y la perspectiva de seguir la semana que viene para acercar las aún alejadas posturas.

Enrique Mora, el coordinador de la comisión conjunta que vigila el cumplimiento del JCPOA, como se conoce el acuerdo, aseguró en un comunicado que los grupos de trabajo han mantenido esta semana “intercambios constructivos y orientados a soluciones” y volverán a reunirse “a lo largo de la semana que viene”.

Mora coordina, en su calidad de secretario general adjunto del Servicio Europeo de Acción Exterior, las reuniones que han mantenido en un hotel de Viena las delegaciones de Alemania, Francia, el Reino Unido, Rusia y China, países firmantes del acuerdo, y los contactos indirectos con EEUU, que abandonó el tratado en 2018.

Las delegaciones tratan de encontrar un camino para facilitar el retorno simultáneo de Washington y Teherán al pacto, firmado en 2015 con el objetivo de impedir que Irán se haga con una bomba nuclear.

CAMINO CORRECTO
El representante de China en la negociación, Wang Qun, aseguró hoy que las conversaciones están progresando según lo deseado, aunque reconoció que se necesitará “más trabajo intenso la semana próxima”.

Destacó que las partes se están moviendo “en la dirección correcta” y “reduciendo sus diferencias”, con el objetivo de alcanzar un consenso y devolver a ambos países a un pleno cumplimiento del JCPOA, el acuerdo nuclear firmado en 2015.

Por su parte, el embajador ruso ante la ONU en Viena, Mijaíl Uliánov, escribió en Twitter que tras una semana de deliberaciones las partes deben ahora “elaborar pasos concretos” hacia el retorno de EEUU e Irán al pacto.

“Si tenemos éxito, podemos fortalecer el régimen de no proliferación nuclear, aliviando el sufrimiento de la población iraní, y reducir tensiones en el Golfo Pérsico”, agregó el diplomático ruso.

SANCIONES Y OBLIGACIONES NUCLEARES
Coordinada por la Unión Europea, la comisión del JCPOA (por sus siglas en inglés) se reunió a nivel de directores políticos y embajadores.

Uno de los grupos analiza cómo y qué sanciones EEUU podría levantar para satisfacer las exigencias de Irán y el otro se centra en el retorno iraní para cumplir sus obligaciones nucleares establecidas en el tratado.

El anterior presidente de EEUU, el republicano Donald Trump, abandonó el acuerdo en mayo de 2018 e introducido nuevas sanciones en el marco de una política de máxima presión sobre Irán.

La República Islámica, por su parte, incumple desde hace dos años importantes aspectos del JCPOA, como la producción a mayor escala de uranio enriquecido, a una pureza mayor de la permitida.

Además, limita el acceso al OIEA, la agencia nuclear de la ONU, que debe verificar y supervisar el programa nuclear iraní.

El JCPOA limita el programa nuclear a cambio de alivios económicos y el levantamiento de las sanciones.

El nuevo presidente de EEUU, el demócrata Joe Biden, quiere volver al acuerdo y pide para ello que Irán cumpla plenamente el JCPOA, algo que Teherán rechaza al exigir primero un verificado levantamiento de todas las sanciones.