Fotografía cedida hoy por Sony Music México, donde se observa al artista chileno Gepe, mientras posa en Ciudad de México (México). EFE

Ciudad de México, 9 abr (EFE).- El artista chileno Gepe publicó recientemente “Ulyse, primer encuentro” una sesión acústica en la que presenta los temas de su último disco desde las montañas, en una búsqueda por dar descanso de “la presión” que supone más de un año de pandemia.

“La idea de eso era que sonara lo más fresco posible y que no sea simplemente tocar igual los mismos arreglos, sino que sea más algo mas vulnerable, como nos sentimos hoy en día. (…) y que sea en paisaje abierto donde va cayendo la noche busca que sea una ventana para la gente, para descansar de la presión”, dijo este viernes a Efe el artista.

La sesión en acústico se aleja de los conciertos en línea que venían haciendo numerosos artistas y cantantes ante la imposibilidad de tocar frente a un gran público, pero también se diferencia de otras sesiones de estudio.

Un paraje montañoso cerca de la ciudad de Santiago de Chile fue la opción perfecta para Gepe -con una gran carrera en México- y su equipo, quienes decidieron conscientemente enfrentarse a las dificultades de filmar música en directo en exterior.

“Mi idea era que la escenografía, natural en este caso, acompañase el relato o lo complementase. Por eso estamos de día con luz y luego llega la noche y todo lo que eso implica. Por lo menos en Chile tenemos toque de queda desde hace un año y la noches es un momento para correr para llegar a casa”, detalló.

En esta sesión lo acompañan los músicos Miguel Molina y Claudia “Belencha” Mena, junto a quienes se crea un envolvente ambiente en el que incluso se pueden percibir ruidos de fondo más allá de las voces y los instrumentos.

“Estaba bonito exponerse a eso a lo que pudiera pasar, era parte del ejercicio”, añadió Gepe.

La parte audiovisual fue dirigida por Nino Aguilera, director en la productora Húmedo, y cuenta con la sutil y detallada intervención del artista digital Esteban Bustos.

Este “primer encuentro” del disco llega después de que Gepe y su equipo fueran conscientes de que todavía tardarían en poder hacer conciertos al uso, pero con la esperanza de una segunda parte no tan lejana sintiendo la cercanía del público.

Para el chileno, los primeros meses de la cuarentena se antojaron incluso interesantes y apetecibles por la posibilidad de pasar tiempo en su casa, con sus instrumentos y componiendo cosas nuevas, pero a estas alturas ya siente necesidad de regresar a ciertas cosas de la normalidad.

“Fue bonito ver qué pasaba dos o tres meses encerrado, inventando cosas, pero eso fue al principio, luego resultó un momento más oscuro”, terminó.