Abigail Arredondo, llegó casi una hora después a su primer acto de campaña debido a la falta de convocatoria, que el PRI en San Juan del Río no garantizó.

San Juan del Río, 4 Marzo 2021.- Con casi una hora de retraso, esperando a que se juntara la gente para llenar las sillas que llevaron, la candidata del PRI al gobierno del Estado Abigail Arredondo, arrancó su campaña en San Juan del Río, sin la participación de los liderazgos que hace años caracterizaron a este partido político.

La Política Queretana, durante su discursos, ya solo repitió lo que sus antecesores, el dirigente del partido en el Estado, Paul Ospital y el delegado nacional, Manuel Lerma Cavazos, habían manifestado en lo que fueron ‘discursos trillados’, que en cada procesos electoral han repetido.

Un evento por demás desangelado, en el que participaron solamente las porras que llevaron para que ondearan los banderines y que juntos no alcanzaron a llenar las sillas colocadas en la explanada del Puente de la Historia.

Entre los asistentes solo pudo verse, escurridizo y como si quisiera que la tierra se lo tragara, debido a la falta de convocatoria, el ex dirigente del PRI Maximiliano Hernández Ramírez y hasta la parte posterior, casi en la última fila, el ex alcalde Gustavo Nieto Ramírez, quien apenas terminó el evento y se retiró.

No hubo la presencia de liderazgos de antaño, los que siempre han respaldado al PRI y que ahora se han mantenido al margen de las practicas políticas que no ha cambiado este partido, a pesar de las enseñanzas que debieron haber adoptado ante las derrotas que han sufrido.

Lo único rescatable fue el discurso del candidato a diputado federal por el segundo distrito, Hugo Cabrera Ruiz, quien definitivamente tiene proyecto y que sabe para qué está contendiendo.

Entre los asistentes también el que será su candidato a la alcaldía de San Juan del Río, Gustavo Nieto Chávez, quien tampoco hizo mucho aspaviento, pues además se dice que debido a la falta de convocatoria y desintegración del partido, hasta ha pensado en tirar la toalla.

De esta manera la candidata priísta al gobierno del Estado, fue que llegó a San Juan del Río, tierra de palomas, donde esperaba que la recibieran con mayor presencia de militantes y convocatoria del partido, algo que estuvo muy lejos de suceder, aunque seguramente dirán que fue para cumplir los protocolos sanitarios.