ONU Mujeres condenó este lunes la muerte de la migrante salvadoreña Victoria Esperanza Salazar ocurrido el sábado en Tulum. FOTO: EFE/ Sáshenka Gutiérrez.

Ciudad de México, 29 mar (EFE).- ONU Mujeres condenó este lunes la muerte de la migrante salvadoreña Victoria Esperanza Salazar ocurrido el sábado en Tulum, en el sureño estado de Quintana Roo, a manos de policías mexicanos.

“ONU Mujeres condena profundamente el asesinato de Victoria, en Tulum, Quintana Roo, y rechaza toda forma de violencia contra las mujeres. Los cuerpos policíacos tienen la obligación de garantizar la seguridad de las personas”, señaló el organismo en su cuenta oficial de Twitter.

El domingo se difundió un video en el que se puede ver cómo un policía de Tulum coloca su rodilla en el cuello de la víctima, quien solo alcanza a gemir y después de unos segundo se ve inmóvil.

El video causó indignación y ha despertado condenas de asociaciones feministas, defensores de migrantes y del Gobierno de El Salvador, que este lunes reclamó a México justicia.

Ante este hecho el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que el crimen “nos llena de pena, de dolor y de vergüenza”.

En su pronunciación, ONU Mujeres hizo un llamado a que, de conformidad con la ley vigente y aplicable se investigue la muerte de Victoria “con perspectiva de género” y se tomen las medidas necesarias para prevenir y sancionar cualquier acto de violencia contra lar mujeres.

Refirió que como sociedad “no podemos permitir que la violencia contra las mujeres quede impune”.

Aseguró que se quiere un mundo con seguridad para “todas y todos. Un mundo libre de violencia. Ese es el mundo que queremos”, puntualizó.

Las autoridades mexicanas procesaron a cuatro policías por el delito de feminicidio tras el uso excesivo de la fuerza en contra de una mujer salvadoreña esposada que perdió la vida en el balneario turístico de Tulum, según informó este lunes la Fiscalía General del suroriental estado de Quintana Roo.

Activistas han comparado lo sucedido con el asesinato del afroestadounidense George Floyd, quien murió asfixiado por la policía de Mineápolis, Minesota, en mayo de 2020, lo que desató las históricas protestas por la justicia racial en Estados Unidos.

El caso toca dos crisis actuales de México, la de la violencia machista reflejada en el asesinato de más de 10 mujeres al día, según ONU Mujeres, y la migratoria, como muestra la detención de 34.993 migrantes irregulares hasta el 25 de marzo, con un aumento anual de 28 %.

El crimen ha coincidido con la inauguración virtual en México del Foro Generación Igualdad de la ONU, en el que participan López Obrador y la directora ejecutiva de ONU Mujeres Phumzile Mlambo-Ngcuka.