El Ministerio español de Sanidad informó este jueves de otros 6.393 contagios y 356 fallecidos más a causa de la covid-19. FOTO: EFE/J.Casares.

Madrid, 25 mar (EFE).- El Ministerio español de Sanidad informó este jueves de otros 6.393 contagios y 356 fallecidos más a causa de la covid-19, con una incidencia que continúa subiendo lentamente y alcanza los 134 casos de media por 100.000 habitantes en 14 días, en vísperas de que comience la Semana Santa.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, admitió hoy en el Parlamento que los datos de la evolución de la pandemia son “preocupantes” y que, si no se consigue revertir “la tendencia ascendente”, se pueden producir incrementos “mucho más agudos en la incidencia” de la covid.

Según los últimos datos oficiales, el número total de casos se sitúa en 3.247.738 en España desde que comenzó la pandemia y el de muertos llega a 74.420.

La presión hospitalaria se mantiene prácticamente estable, en el 18,62 por ciento de ocupación de los cuidados intensivo, aunque está en torno a un tercio de las camas disponibles en estas unidades en las regiones de Madrid, La Rioja (norte) y Cataluña (noreste).

Los 7.798 hospitalizados ocupan el 6,23 por ciento de las camas totales.

La incidencia por 100.000 habitantes en España se mantiene por debajo de la que se registra en países como Francia (619,7 casos), Italia (526) y Alemania (217,1).

Sin embargo, las autoridades temen que los días de descanso de la Semana Santa aboquen a una nueva ola de contagios, por lo que las regiones mantendrán durante al menos 15 días, desde mañana, cierres perimetrales territoriales, toques de queda y limitaciones severas del número de personas reunidas en lugares públicos y privados.

Darias advirtió de que la “tendencia ascendente (de la incidencia de la covid-19), que probablemente está aumentando la trasmisión” y que se aprecia con un “repunte claro” en algunas regiones.

Llamó a extremar las medidas de control, tanto individuales como colectivas, para evitar que esta situación derive en una “cuarta ola pandémica”.

La ministra incidió en la amenaza de las nuevas variantes, más transmisibles, virulentas y algunas con impacto en la eficacia vacunal, y recordó que la variante británica ya causa más de un 50 por ciento de los nuevos casos en España y en muchas regiones supera el 80 por ciento.

La sudafricana y la brasileña aún tienen menor presencia, pero hay que frenarlas, para lo que se han prorrogado las restricciones impuestas a los vuelos procedentes de estos países y las cuarentenas obligatorias de diez días que deben cumplir tanto estos pasajeros como los que vienen de otros diez países con gran incidencia como Perú, Colombia, Botsuana, Ghana, Kenia o Mozambique.