Desde hace 25 años, AMLO, recibió la denuncia de acoso, hostigamiento sexual y laboral contra Salgado Macedonio, lo exoneró e hizo una campaña de escarnio contra la víctima. FOTO: Presidencia de la República.

México, marzo (SEMlac).- Desde hace 25 años, el entonces Partido de la Revolución Democrática (PRD), presidido en 1996 por Andrés Manuel López Obrador, recibió la denuncia de acoso, hostigamiento sexual y laboral contra Félix Salgado Macedonio, lo exoneró y, como suele suceder, hizo una campaña de escarnio contra la víctima.

Estos hechos fueron conocidos, discutidos y publicados, recordó el 1 de marzo la dirigente y exdiputada Angélica de la Peña, en el foro ¿Qué significa el Pacto Patriarcal? Ahí, la también autora de la primera iniciativa para proteger los derechos de niños y niñas, dijo textualmente: “En el PRD tenemos responsabilidad de haber protegido a este monstruo”.

El foro, convocado por Karen Quiroga Anguiano, buscaba explicarse cómo se construye el pacto entre hombres. Así fue, en 1996 Salgado Macedonio era senador. La comisión del PRD encargada de investigar la denuncia estaba presidida por Silvia Gómez Tagle, conocida intelectual especialista en democracia y procesos electorales. Ella no le creyó a Patricia Ruiz Anchondo.

Víctima del acoso y el hostigamiento de Salgado Macedonio, narra a SEMlac que llegó a trabajar con él, cuando ella ya había sido diputada, a la Comisión de Seguridad Social del Senado. Ahí, sin dar la vuelta, afirma que fue acosada y hostigada sexualmente. Al no atender lo que el senador buscaba, entonces la separó de su cargo y encima la desprestigió.

Recuerda que su caso fue discutido por el Consejo Nacional del PRD, presidido por Andrés Manuel López Obrador. No sólo no le creyeron, sino que fue motivo de burlas. Y después, solamente le creyó Heberto Castillo, en el Senado, donde también denunció al ahora probable candidato de Morena al gobierno de Guerrero. Castillo no firmó una carta para separarla de su encargo, como pidió a todos los senadores el acusado Salgado Macedonio.

En ese foro del PRD, exactamente se discutió cómo los hombres hacen una hermandad, que se encubre mutuamente, que se asocia, que actúa como cofradía, como dijo ahí la dirigente Angélica de la Peña, integrante de la corriente conocida como “Los Chuchos”, y quien participó en la construcción de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida sin Violencia.

Refirió que, hasta ahora, las denuncias contra Salgado Macedoni, no incluyen este pasaje, donde fue encubierto por la dirigencia del PRD, por lo que agradeció a las panelistas, no haberlo dicho y señaló: “tenemos que hacernos cargo”, los perredistas, de este “monstruo”.

Mientras tanto, se pudo encontrar, en las informaciones de la época, que Ruiz Anchondo no contó con la solidaridad de las perredistas. Entonces el secretario general del partido era Jesús Ortega Martínez; la secretaria de organización Rosario Robles Berlanga, y eran días en que las mujeres construyeron el primer Plan Nacional de Igualdad.

Patricia Ruiz Anchondo firmó una carta a Morena, de la que es actualmente militante, junto con otras personalidades como la senadora Jesusa Rodríguez, pidiendo que no permitieran la candidatura de Salgado Macedonio.

Hasta ahora, nada ha hecho variar la postura de la dirección del partido del gobierno, Mario Delgado Carrillo, ni de la instancia local en Guerrero, ni del Instituto Electoral de Guerrero, y el pasado 4 de marzo, por séptima ocasión, el presidente Andrés Manuel López Obrador lo respaldó, diciendo que todo fue un ardid promovido por el exprocurador de Guerrero Xavier Olea.

Es, dicen las feministas, la clásica cofradía masculina, se protegen entre sí, desde su patriarcalismo, lo grave es que se protegen en todos los niveles, de sus “bromas o dichos machistas”, hasta los delitos, esos que pesan ya en la biografía de Salgado Macedonio.