La activista Josefina Meza y fundadora de la Red Nacional de Mujeres Defensoras por la Paridad en Todo.

Querétaro, 5 Marzo 2021.- La activista Josefina Meza y fundadora de la Red Nacional de Mujeres Defensoras por la Paridad en Todo, mencionó que durante la pandemia causada por el virus SARS CoV-2 a las mujeres “se nos agregó, a parte de todos los otros roles, el rol de educadoras”.

“Imagínate una mamá que no sabe utilizar el zoom, el que no sabe utilizar las nuevas tecnologías y que esté obligada a estarse reportando con la maestra por whatsapp, aparte de hacer de comer, de ver que los niños hagan la tarea” increpó Josefina Meza.

Adicionalmente, la pandemia ha permeado que tanto las niñas como las mujeres convivan más tiempo con sus agresores, debido a que de igual manera éstos han sido recortados de su trabajo, les han reducido los horarios y se encuentran realizando home office.

“Convivimos más, las casas son pequeñas, las niñas y los niños por consecuencias son personitas que todo lo aprenden a través de la experimentación (…) hay una tensión tremenda en el hogar” señaló la activista.

Por lo tanto, la pandemia ha agudizado la violencia de género debido a que las mujeres no cuentan con el tiempo para dedicarse a ellas mismas “Por ejemplo, hay mujeres que no tenemos para pagar un gimnasio o irnos a dedicarnos cierto tiempo”.

Anteriormente a la pandemia, las mujeres realizaban otras actividades o tareas que ahora han sido delegadas para el cuidado de los hijos y de los hogares como “las amas de casa, como las buenas madres” que también están viviendo la pandemia y la crisis mundial.

Por ello, Josefina Meza señala que la salud mental está en crisis. “Si la mezclas con la cuestión económica, la cuestión social y la cuestión cultural…Si se mezclan todos esos ingredientes, lo que da como resultado es una sociedad enferma. Estamos mentalmente enfermos”.

Finalmente mencionó que el gobierno federal se ha visto “lento” porque en la contingencia sanitaria la federación tendría que contar con recursos específicos para el apoyo a las mujeres, sin embargo la activista comentó que las han “dejado abandonadas a nuestra suerte”.