La mexicana Cemex, una de las mayores cementeras del mundo, informó este jueves que participa en la construcción de la Presa del Cañón de Santolea. FOTO: EFE/Grupo Cemex.

México, 4 mar (EFE).- La mexicana Cemex, una de las mayores cementeras del mundo, informó este jueves que participa en la construcción de la Presa del Cañón de Santolea, uno de los proyectos de infraestructura hidráulica “más importantes de España”.

Esta obra “ayudará a impulsar importantes beneficios económicos y sociales, en condiciones seguras y sustentables”, indicó la compañía en un boletín.

La construcción de la Presa Santolea inició en noviembre de 2018 y se anticipa que finalice durante el verano de 2021.

Cemex suministra todo el cemento requerido desde su planta en Morata de Jalón, en la provincia de Zaragoza.

“La aplicación del concreto inició en marzo de 2020 y se ha trabajado de forma ininterrumpida las 24 horas del día, los siete días de la semana, por equipos de profesionales especializados en este tipo de proyectos”, apuntó Cemex.

“Estamos muy orgullosos de nuestra participación en la construcción de la Presa del Cañón de Santolea, importante proyecto que requiere materiales y soluciones con las más elevadas especificaciones técnicas y ambientales”, dijo Sergio Menéndez, presidente de Cemex Europa, Medio Oriente, África y Asia, y recoge el boletín.

La presa tendrá una altura máxima de 59 metros y 220 metros de longitud, lo que permitirá almacenar aproximadamente 105 hectómetros cúbicos de agua que abastecerán una amplia región con importantes necesidades hidrológicas.

“Se estima que la presa beneficiará a unos 2.000 agricultores y ganaderos”, concluyó el boletín.

Según medios españoles, el costo de la presa es de aproximadamente 26 millones de euros (unos 31,3 millones de dólares).

Cemex anotó una pérdida neta de 1.467 millones de dólares en 2020 azotado por la crisis económica derivada del coronavirus, un dato que se compara con el beneficio de 143 millones de dólares de 2019.

En el área de negocio que contempla Europa, Medio Oriente, África y Asia las ventas alcanzaron 4.417 millones de dólares en su conjunto, cifra idéntica a la del año anterior.