El entrenador de los Spurs, Gregg Popovich. EFE

Houston (EE.UU.), 2 mar (EFE).- Mientras la mayoría de la población en el estado de Texas vio positiva la decisión del gobernador republicano Greg Abbott de levantar el mandato obligatorio de llegar mascarillas y de abrir al completo toda la actividad comercial, el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, volvió a mostrar su oposición.

En su línea de dar su visión a los asuntos políticos conflictivos de actualidad, Popovich, antes que el equipo disputase el partido frente a los Knicks de Nueva York, que ganaron por 119-93, criticó con dureza la decisión tomada por Abbott, ante lo que consideró una “irresponsabilidad” ante la pandemia del coronavirus.

A la fecha, más de 44.000 tejanos han muerto de la Covid-19 y el lunes se diagnosticaron 8.140 nuevos casos.

“La decisión de levantar el mandato de la mascarilla de Texas es “desconcertante e ignorante”, destacó Popovich. “Básicamente estás diciendo, ‘si te infectas, mueres, así es como funciona. Tenemos que abrirnos’. Esto es realmente ridículo”.

Popovich ya adelantó que no tendrá en cuenta para nada la decisión del gobernador de Texas y seguirá todos los protocolos que el equipo y la NBA tienen establecidos.

“En lo que respecta a los jugadores, escuchamos a la NBA, no al gobernador”, declaró Popovich sobre cómo el mandatario de Texas quitó el mandato de la máscarilla.

Además, Popovich también argumentó que los efectos negativos dejados por la tormenta invernal que hace dos semanas afectó a todo el estado de Texas no ayudaba tampoco a entender la decisión tomada por Abbott.

“Todo lo anterior demuestra que es bastante desconcertante” que el gobernador de Texas, Greg Abbott, levante los mandatos de las mascarilla mientras la pandemia aún continúa”, denunció Popovich. “Es poner más caos al que ya pueda existir”.

También vale la pena señalar que esta no es la primera vez que el legendario entrenador en jefe de los Spurs critica al gobernador Abbott y a otros líderes políticos a nivel estatal en Texas y también nacionales.

“Tenemos un vicegobernador que decidió que ya no quiere escuchar a Fauci y esas personas”, recordó Popovich anteriormente durante el verano, a través de Yahoo! Deportes. “Eso tiene mucho sentido. ¿Qué tan seguro puede ser eso?. El mensaje es ridículo”.

Además, Popovich fue mas directo cuando entonces también dijo que “el gobernador va y viene en función de si tiene que satisfacer a Trump (Donald) o escuchar los números; la política muestra que tal vez sea mejor que haga esto porque el virus lo ha hecho”, denunció el entrenador de los Spurs. “Se trata de lo que les conviene. Y “ellos” significan Trump. Porque todos son cobardes y tienen miedo”.

Popovich, en sus comentarios, no hizo mención, en ningún momento, a que muchas personas tanto en el estado de Texas como en el resto del país ya han sido vacunados y el proceso cada día se acelera mucho más.

De ahí, que de inmediato, a través de las redes sociales las críticas hacia Popovich fueron generalizadas y en las mismas, le pedían al entrenador de los Spurs que criticase primero a la NBA por volver a la competición, crear una burbuja de 190 millones de dólares ( 157 millones de euros) y hasta reprogramar un Partido de las Estrellas que habían cancelado.

Además no darle descanso a los jugadores y adelantar la competición al mes de diciembre cuando la programación inician era hacerlo a partir del mes de enero.

Inclusive, muchas personas a través de las redes sociales, le piden que el mismo que gana más de 10 millones de dólares al año ( 8,2 millones de euros), deje de entrenar, se quede en su casa y renuncie al salario.

Popovich, de 72 años, aunque está incluido entre la población de alto riesgo al contagio, en todo momento se ha mantenido al frente del equipo, inclusive llegó a dirigirlo a la burbuja de Orlando, donde la NBA había cuestionado su llegada, al igual que la de Mike D’Antoni, con los Houston Rockets, y al exentrenador de los New Orleans Pelicans, Alvin Gentry, los tres más veteranos.

Mientras que los propios Spurs ya han informado que a partir de la próxima semana van a permitir tener aficionados en las gradas de su campo del AT&T Center.

Sonia Salazar