Las personas con problemas para recordar o afectadas por Alzheimer podrían recordar y activar emociones de momentos pasados por medio de la música. Este tipo de terapia favorecería el bienestar de los pacientes, particularmente en adultos de la tercera edad. La sensación de bienestar tendría un efecto en la persona de hasta 20 minutos, sin embargo depende de la música si surgen emociones buenas o malas.

Desde festejos hasta ceremonias, la música siempre ha acompañado parte de los momentos más significativos y ello crea relaciones entre ciertas canciones y la memoria. Incluso, algunos estudios revelan, algunas regiones del cerebro enfocadas en reconocer la música permanecen relativamente intactas por el Alzheimer. De esta manera, la música podría impulsar recuerdos autobiográficos de personas quienes padecen dicha enfermedad o tienen problemas para recordar.

Por su parte, la terapeuta musical Alaine Reschke-Hernández se asoció con neurocientíficos con el fin de averiguar cómo la música puede influir positivamente en las emociones de personas con Alzheimer. “La música está tan conectada e integrada con muchos elementos de nuestra vida”, señaló Reschke-Hernández.

En un estudio para determinar dicha relación, la terapeuta y neurocientíficos preguntaron a 19 personas neurológicamente sanos y otras 20 con Alzheimer sobre temas musicales que evocaran emociones positivas y negativas. De esta manera se descubrió, las emociones relacionadas con recuerdos, tanto positivas como negativas, duraron hasta 20 minutos en los dos grupos de participantes. Ello sugiere las respuestas emocionales a la música no dependen de la memoria, determinaron los investigadores.

Sin embargo, considerando que la música podría causar en el paciente emociones negativas, es necesario tener en cuenta dicho tipo de terapia como un proceso el cual también puede causar daño. Con dicho estudio, la coautora Edmarie Gúzman-Vélez, neurocientífica del Hospital General de Massachusetts, señaló la importancia de entender los tipos de memoria como la “memoria inconsciente”. Es por este tipo de memoria, por la cual la música puede evocar momentos personales con sentidos positivos o negativos según sea el caso.

Asimismo, Reschke-Hernández planea replicar el estudio con otro tipo de personas donde la diversidad de cultura y edades sea amplia. Para algunas personas con Alzheimer, la música puede ser una herramienta adecuada para acceder y beneficiarse con emociones positivas de “recuerdos escondidos”. Incluso podría mejorar su calidad de vida a pesar de no generar recuerdos, los cuales no podrían ser impulsados de otra manera.