Padres de familia y habitantes de la comunidad El Salitre, pidieron la intervención de las autoridades debido a que la parcela escolar fue invadida por desarrolladores inmobiliarios.

Querétaro, 1 Marzo 2021.- Padres de familia y habitantes de la comunidad El Salitre, pidieron la intervención de las autoridades debido a que la parcela escolar fue invadida por desarrolladores inmobiliarios, a pesar de que fue establecida por la Ley Agraria como un espacio para fomentar la investigación y la enseñanza.

La diputada de la bancada de Morena, Laura Polo Herrera, mencionó que por resolución presidencial de dotación de tierras, se constituyó el Ejido Salitre en el cual se conformaron 57 parcelas para beneficiar a los ejidatarios, incluyendo la parcela escolar.

“Esta parcela escolar del Salitre se volvió interesante por su plusvalía inmobiliaria, razón por la cual hay inversionistas interesados en adquirirla, sin embargo ello implicaría reubicarse con las consiguientes molestias de traslado tanto para la infraestructura educativa como para los estudiantes que tendrían que recorrer mayores distancias”, sentenció la diputada.

Antonio Martínez Flores, habitante de la comunidad de El Salitre, mencionó que han sufrido una serie de “arbitrariedades” en la comunidad debido a que la parcela escolar, que fue donada por los ejidatarios, ha sido invadida por desarrolladores inmobiliarios.

“Despojando a la comunidad de este centro educativo (…) No contamos con recursos económicos para enviarlos fuera de la comunidad a recibir la educación a la cual tienen derecho”, informó Martínez Flores.

Por lo tanto, hicieron un llamado a las autoridades para que los defiendan y les aseguren la salud mental y educativa de las próximas generaciones del Salitre”

Isabel Francisco, madre de familia manifestó que “ es una injusticia lo que están haciendo personas particulares con nuestra parcela escolar. Nosotros (…) queremos defender, queremos que se respete la parcela escolar”.

Para la madre de familia, el despojo de la parcela educativa es “una injusticia” porque adicionalmente no cuentan con el apoyo económico para poder asesorarse con algún abogado que les pueda ayudar. “Queremos que se nos respete, queremos que se quede ese lugar para nuestros hijos” increpó a las autoridades.