A pesar de que el presidente, Joe Biden, ordenó paralizar la construcción del muro fronterizo con México, ecologistas quieren ir más allá. FOTO: EFE/Sky Island Alliance.

Tucson (AZ), 25 feb (EFE News).- A pesar de que el presidente, Joe Biden, ordenó paralizar la construcción del muro fronterizo con México, ecologistas quieren ir más allá y presentarán a la Casa Blanca una propuesta sobre varios puntos donde quieren que se derrumbe la valla levantada por Donald Trump.

En su primera jornada en el poder, Biden suspendió la construcción del muro fronterizo con México y posteriormente rescindió la declaración de “emergencia nacional” en la frontera con México con la cual su predecesor justificó el uso de miles de millones de dólares asignados a gastos militares para la obra.

Con ese dinero se construyó 450 millas (720 kilómetros) de barrera a lo largo de la frontera sureste del país, incluyendo sitios que los defensores del medio ambiente califican como “críticos” para el ecosistema y las comunidades que viven en la región.

En opinión de los ecologistas, frenar la construcción del muro no es suficiente y la nueva Administración debe dar para tratar de remediar el daño ecológico que se ha hecho a la región fronteriza durante la gestión de Trump, que con su barrera interrumpió el flujo migratorio de animales en peligro de extinción o impactó en zonas sensibles.

Estos son cinco de los puntos en la frontera con México donde los ecologistas quieren que parte del muro fronterizo sea derrumbado.

1.- El RÍO SAN PEDRO
El río San Pedro, a su paso por Arizona, uno de los pocos cauces en el mundo que fluye hacia el norte, viaja desde México hacia el sur de Arizona.

El río, en opinión de los ecologistas, se encuentra prácticamente “enjaulado” por un segmento de muro fronterizo construido a lo largo del lecho.

Ambientalistas aseguran que este muro afecta la migración de aves y patrones de migración de los animales que dependen de este río, considerado uno de los principales corredores de vida salvaje de esta región, donde alrededor de 450 diferentes especies de aves habitan o migran durante todo el año.

Denuncian además que la barrera metálica supone una posible causa de inundaciones en esta región en tiempo de lluvias.

2.- REFUGIO NACIONAL DE VIDA SALVAJE CABEZA PRIETA
El segmento de muro fronterizo situado dentro del Refugio Nacional de Vida Salvaje Cabeza Prieta en Arizona obstruye, afirman, el cruce migratorio del berrendo de Sonora, un animal que se encuentra en peligro de extinción.

3.- MONUMENTO NACIONAL ORGAN PIPE CACTUS
Dentro del Monumento Nacional Organ Pipe Cactus en Arizona se encuentra el manantial Quitobaquito, sitio considerado como sagrado para la reserva indígena Tohono O’odham, que acostumbran a realizar en este lugar varias de sus ceremonias religiosas.

El manantial es fuente de agua en el desierto para los animales que habitan la región y lugar donde habita el pez conocido como “quitobaquito pup”.

Quitobaquito se encuentra en la lista del Registro Nacional de Lugares Históricos de los Estados Unidos y de su manantial se extrajo agua durante el proceso de construcción del muro, a pesar de que durante siglos ha sido fuente de agua para personas y animales en el desierto de Arizona.

4.- REFUGIO NACIONAL DE VIDA SALVAJE DE BUENOS AIRES Y EL BOSQUE NACIONAL CORONADO
Esta región es conocida por ser una ruta de migración del jaguar, un animal que habita en el norte de México y el sur de Arizona.

Este área se estima que es el hábitat de 660 especies de plantas, de las cuales 17 solo se pueden encontrar en este sitio.

5.-REFUGIO NACIONAL DE VIDA SALVAJE DE LA PARTE BAJA Y ALTA DEL VALLE DEL RÍO GRANDE
Defensores del medio ambiente aseguran que los segmentos de muro construido en estas regiones en la frontera de Texas pueden causar serios problemas de inundaciones al convertirse en un obstáculo para el flujo de agua desde el río Grande hacia México, donde se conoce este cauce fluvial como río Bravo, destruyendo el hábitat de animales.