El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró este miércoles que la ASF rectificara su informe sobre anomalías en el gasto público. FOTO: EFE/José Pazos.

México, 24 feb (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró este miércoles que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) rectificara su informe sobre anomalías en el gasto público y negó haber presionado al organismo para que admitiera sus errores.

“En el caso de la auditoría se equivocaron en sus cuentas, celebro que hayan rectificado. Imagínense, estaban cargándole a la cancelación del aeropuerto de Texcoco un 75 % más, entonces reconocieron el error”, expresó el mandatario en su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

El sábado, la ASF, un órgano técnico especializado de la Cámara de Diputados, presentó ante la Cámara baja la tercera parte de la Cuenta Pública 2019, que audita el primer año del Gobierno de López Obrador y en donde se encontraron irregularidades en proyectos centrales y programas prioritarios.

En ese informe, se detalló que la cancelación por parte de López Obrador del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, una obra iniciada por su predecesor, Enrique Peña Nieto, tuvo un costo 232 % mayor a lo previsto por el Gobierno, al ascender a más de 331.996 millones de pesos (unos 16.252 millones de dólares).

López Obrador calificó este lunes de “exagerada” la auditoría, aseguró tener “otros datos” y acusó al organismo de estar “dando mal la información a los ciudadanos”.

Tras la acusación del presidente, la ASF publicó un comunicado en el que admitió “que existen inconsistencias” en su informe y garantizó “una revisión exhaustiva”, por lo que la oposición interpretó que el organismo se había doblegado ante la presión del mandatario.

“La auditoría aclaró y luego toda esta prensa vendida, alquilada a grupos de intereses, empezó a manejar de que yo había presionado a la Auditoría de la Federación, casi que les había torturado para que se retractaran”, reprochó este miércoles el mandatario.

López Obrador acusó a medios nacionales y extranjeros de ser “prensa conservadora y corrupta” y de buscar un “festín” en el informe de la Auditoría.

Entre las irregularidades que la ASF detectó, además de la cancelación del Aeropuerto de Texcoco, está el uso irregular de 67.498 millones de pesos (unos 3.304 millones de dólares) del Gobierno, fondos sin aclarar en el proyecto del Tren Maya y en programas sociales como las becas de Jóvenes Construyendo el Futuro.