La rectora de la UAQ, Teresa García Gasca, pide que las autoridades de gobierno sean atentos en el presupuesto destinado a esta casa de estudios.

Querétaro, 24 Febrero 2021.- La rectora de la Universidad Autónoma del Estado de Querétaro, Teresa García Gasca, hizo un llamado a las autoridades de gobierno, particularmente al presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, al gobernador del estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién y a quienes pretenden ocupar un cargo de elección popular para poner atención en el presupuesto destinado a esta casa de estudios.

“El presupuesto para las universidades públicas es una de las grandes preocupaciones, ya que carecemos de un plan estratégico a nivel nacional para dotar a la educación pública superior de recursos oportunos y suficientes” mencionó la rectora en su tercer informe.

Recalcó la rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro que las administraciones gubernamentales, incluida la actual, no han mostrado “la empatía ni la sensibilidad suficiente” para fortalecer el sistema educativo mexicano.

“Es común escuchar de los actores políticos que la educación es el motor del desarrollo, lamentablemente sin una política real, sin estrategias decididas ni concretas y sin el convencimiento de las autoridades correspondientes será muy difícil lograr el apoyo necesario” reiteró García Gasca.

Mencionó como “desafortunada” la situación en la que se encuentra la educación pública superior, ya que principalmente es vista como un gasto cuando para la rectora “es la mejor inversión social que se pueda hacer por el país”

Teresa García Gasca dijo que como cada año el presupuesto para la UAQ es insuficiente, ya que a nivel federal el incremento fue por debajo de la inflación es decir del 3.1 por ciento, por lo que se avecina “una grave situación para los programas de recursos extraordinarios, ya que la mayoría han desaparecido por completo”.

En cuanto al presupuesto estatal para la Universidad Autónoma de Querétaro mencionó que hubo un incremento del diez por ciento y que adicionalmente dejaron en firme 10 millones de pesos al irreductible que se habían asignado a un transitorio desde hace un año.

Finalmente recalcó la necesidad de establecer estrategias para “poder alcanzar la meta de corresponsabilidad que mandata la ley general de educación superior en el corto o mediano plazo”.