España afronta la recta final de la pandemia con la mirada puesta en la extensión de la vacunación, con la compra de 136 millones de dosis, y en la recuperación económica. FOTO: EFE/Emilio Naranjo.

Madrid, 24 feb. (EFE).- España afronta la recta final de la pandemia con la mirada puesta en la extensión de la vacunación, con la compra de 136 millones de dosis, y en la recuperación económica, pero sin dejar atrás la vigilancia y con la vigencia del estado de alarma, que permite restringir la movilidad de las personas.

“Abordamos ahora el principio del fin”, afirmó este miércoles el presidente del Gobierno, Pedo Sánchez, en el Congreso de los Diputados, donde compareció para informar sobre la situación de la pandemia en España y la aplicación de ese estado de alarma, aprobado el pasado mes de octubre y que estará en vigor hasta el 9 de mayo.

CASI UN AÑO DE RESTRICCIONES
La pandemia tiene una tendencia a la baja debido a las medidas restrictivas que se han adoptado, afirmó Sánchez, y consideró que hay que mantenerlas porque “la situación de España sigue siendo grave”.

El actual estado de alarma, segundo desde el inicio de la pandemia, se aprobó el pasado octubre y tiene vigencia hasta el 9 de mayo, con lo que el Ejecutivo evita las autorizaciones del Congreso cada quince días como en los primeros meses de la pandemia -después del que se declaró el 15 de marzo y se mantuvo hasta junio-.

La situación de la pandemia en España mejoró en las últimas semanas y, según los datos del Ministerio de Sanidad de este martes, la incidencia acumulada es de 235 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, con lo que el país sale del riesgo extremo, algo que no sucedía desde antes de Navidad, aunque ayer se notificaron 443 nuevas muertes y 7.461 nuevos casos de coronavirus.

No obstante, el presidente del Gobierno insistió en que hay que evitar una cuarta ola y recordó el “repunte significativo” tras la Navidad. “No se debió bajar la guardia entonces y no la debemos bajar ahora”, concluyó.

El estado de alarma supone una serie de restricciones que afectan especialmente a la movilidad, y a algunas actividades sociales, con limitaciones de horarios y de aforos, que deciden los distintos gobiernos regionales, con lo que la situación no es uniforme en todo el país.

Durante el debate de hoy, en el que el Sánchez hizo un llamamiento a la unidad de todas las fuerzas políticas, el líder del conservador Partido Popular (primer grupo de la oposición), Pablo Casado, expresó una “enmienda a la totalidad” de la gestión del Ejecutivo durante la pandemia, al considerar que hizo un uso abusivo del estado de alarma.

También el líder del ultraderechista Vox, Santiago Abascal, denunció que España retrocedió en libertades por la gestión de la pandemia, con confinamientos, toques de queda y retroceso de la economía.

RECUPERACIÓN ECONÓMICA EN 2021
Sánchez insistió en que, si 2020 fue el año de la pandemia, 2021 será el de la recuperación económica y social, tras duros meses de restricciones y pérdidas económicas, sobre todo en sectores como el turismo y el ocio, claves en la economía española.

“Nos acercamos a la recuperación”, afirmó, y destacó los “medios inauditos” con los que contará España, procedentes de la Unión Europea: 140.000 millones de euros (170.000 millones de dólares) en seis años, y reconoció que gestionar ese volumen de dinero es un reto.

Sánchez anunció para las próximas semanas 11.000 millones de euros de ayuda directa a empresas, pymes y autónomos de sectores especialmente afectados por la crisis económica, como el turismo, la hostelería, la restauración y el pequeño comercio, una reivindicación constante por parte de los afectados.

Además, afirmó que uno de los objetivos es crear 850.000 puestos de trabajo de calidad en los próximos tres años, pensando sobre todo en los jóvenes, donde la tasa desempleo supera el 40 % entre los menores de 25 años.

VACUNAS CONTRA LA PANDEMIA
Para combatir la pandemia, España compró 136 millones de dosis de vacunas para un país de 47 millones de habitantes, de manera que se pueda cumplir el “ambicioso” objetivo de tener vacunada al 70 % de la población antes de que acabe el verano.

Las vacunas procederán de cinco farmacéuticas (Pfizer, AstraZeneca, Moderna, Janssen y Curevac), afirmó Sánchez, quien informó además de que se movilizaron 9,98 millones de euros para apoyar a más de una decena de proyectos de investigación en España sobre la vacuna.

Hasta ahora en España se distribuyeron 3.622.165 dosis de las tres vacunas autorizadas (Pfizer, AstraZeneca, Moderna) y se administraron 3.165.191, con lo que ya hay más personas que recibieron al menos una primera dosis que el número de casos registrados de COVID-19 (3.161.432).

En total hay 1,2 millones de personas con la pauta completa (las dos dosis).