En nuestro país se ha desatado un gran escándalo sobre el candidato del partido en el poder (Morena) a gobernador de Guerrero, Félix Salgado Macedonio. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

En nuestro país se ha desatado un gran escándalo sobre el candidato del partido en el poder (Morena) a gobernador de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, porque se han acumulado en su contra seis denuncias de delitos sexuales una de las cuales alegó el Fiscal de Guerrero que ya prescribió, además de borracheras, escándalos con la policía, etcétera.

Y desde el derecho patriarcal, que no toma en cuenta la voz y el clamor de justicia de las víctimas, la exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y hoy secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, por cierto, impulsora del Protocolo para Juzgar con Perspectiva de Género, sale a medios a reivindicar la presunción de inocencia, hasta que Salgado Macedonio sea condenado. Y las acusaciones van desde violación, abuso sexual, hasta hostigamiento sexual, abuso de poder; y algunas son militantes del partido Morena.

Ha pasado de todo. Yo por lo menos he firmado tres manifiestos dirigidos al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, al presidente del partido, Mario Delgado y a la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena. La “Red Feminista Nosotras Tenemos Otros Datos” hizo un video con voces de actrices y feministas titulado “Yo si te creo #NingunAgresorEnElPoder”. Y también se llamó a una campaña en redes sociales que fue trending topic que le hacía un llamado al presidente de México y que decía: “presidente, Rompa el Pacto”, refiriéndose a romper el pacto patriarcal.

La candidatura de Félix Salgado Macedonio ha causado división al interior de Morena, entre quienes lo apoyan y los que están en contra de que represente al partido en las elecciones de este 6 de junio.

Incluso un grupo de legisladoras federales de Morena publicaron un comunicado llamando al partido y a la Comisión de Honestidad y Justicia para que se le retire la candidatura. Salgado Macedonio es senador con licencia, y en el Senado se le pidió que renunciara a la candidatura, lo que por supuesto no hizo.

Como respuesta, empezó a circular un video de apoyo a Salgado Macedonio donde mujeres de los distintos municipios de Guerrero le brindan su apoyo. Qué triste que usen a las mujeres en sus contiendas políticas y que ellas lo permitan. Yo me pregunto ¿qué pasaría si ellas o sus hijas fueran las víctimas?

También ha habido manifestaciones en contra y a favor de Salgado Macedonio en Chilpancingo, Guerrero.

Lamentablemente, nuestro presidente, que en su discurso ha reivindicado la honestidad, que ha dicho que su gobierno es el más feminista, y que es un gobierno paritario, una vez más sale a defender a Salgado Macedonio y achaca las denuncias al período electoral, acusando al feminismo de estar infiltrado por los conservadores, incluso llegó a decir “ya chole”,con el tema de Salgado. Eso representa una falta de sensibilidad y compromiso con las víctimas y con el movimiento feminista. Y lo ha defendido reiteradamente.

En días pasados, en la conferencia de prensa “La Mañanera”, el presidente aseguró que había una campaña de linchamiento contra Félix Salgado Macedonio porque estábamos en período electoral. Es más, no ha sido ni una, ni dos, ni tres veces que el presidente López Obrador ha defendido a Salgado Macedonio alegando que el pueblo es sabio y que el pueblo lo apoya.

“…Ya, como dicen algunos, ‘ya chole’. Van a hacer una campaña en los medios, en los programas de radio como era antes, crucificando, sentenciando, juzgando, nosotros padecimos eso durante años, ataque tras ataque, cómo no voy a estar desconfiado o a actuar de manera precavida. Se trata de asuntos delicados, sí, pero no callarnos”. Andrés Manuel López Obrador.

Ha llegado a tal punto el escándalo, que el actor Diego Luna, simpatizante de la 4ª. Transformación, pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador atender las denuncias contra el candidato de Morena a la gubernatura de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, quien tiene en su contra múltiples denuncias de abuso sexual. El presidente aseguró que existe una campaña de linchamiento contra el político de Morena.

Y Diego Luna le recordó a López Obrador las cifras de violencia contra las mujeres que hay en México. “Aquí donde son tan pocos los casos que llegan a denunciarse, donde según cifras de la Secretaría de Salud, cada 4 minutos violan a una mujer o a una niña con total impunidad. Aquí en el país de los feminicidios…” agregó el actor.

Y también le dijo: “Ojalá actuara de forma distinta a quienes antes minimizaron la violencia contra las mujeres en favor de personajes en posiciones de poder. Su opinión sí es importante. #PresidenteRompaElPacto”, insistió.

Claro que no faltó quien actuando desde un criterio absolutamente electorero, Movimiento Ciudadano, acudió a presentar a la Cámara de Diputados una solicitud de Juicio Político contra Félix Salgado Macedonio.

Y el tiempo pasa y seguimos esperando la justicia para las víctimas y que la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena le retire la candidatura a este personaje que va a acabar deshonrando al presidente y al partido.

Y pasando a otro tema, no quiero cerrar mi colaboración, sin señalar que el diputado local y presidente de la Junta de Coordinación del Congreso del estado de Puebla, diputado por Morena, Gabriel Biestro, acaba de anunciar que esta semana va a quedar aprobada la Ley “Agnes”, que es una ley de identidad de género, que ni siquiera tiene claro el objeto de la ley y a quiénes van a favorecer sus medidas ya que mezcla a todos los grupos de la diversidad sexual, o sea LGBTTTIQ+, cuando sólo va a favorecer a la población trans que representan el 0.06 por ciento de la población.

En realidad es una Ley que aunque habla de todos los grupos de la diversidad sexual, lo que quiere hacer es que la población trans, mediante un trámite meramente administrativo, pueda cambiar su identidad de género, sin previa certificación ni médica, ni psicológica de la disforia sexual. Y no es que nos opongamos a que la población trans pueda contar con una identidad de acuerdo con sus preferencias, lo que pensamos es que no puede ser al libre albedrio de cada persona, sin limitar el número de cambios y que probablemente lo que siga es la exigencia de que se retire de las actas de nacimiento el sexo, lo que indudablemente va a borrar a las mujeres de las estadísticas nacionales, de los deportes, del derecho a la paridad.

Y es que llama la atención que no fue capaz de sacar adelante la Ley del ILE, con la que hubiera beneficiado al 52 por ciento de la población y al 53 por ciento del padrón electoral, ya que aspira a ser el presidente municipal de Puebla, pero tiene un compromiso para sacar adelante la Ley Trans que sólo beneficiaría al 0.06% de la población. No sé si es ignorancia, o que comulga con la ideología liberal posmoderna del queerismo, o que se quiere sentir muy progre y que no mide el impacto que este tipo de leyes va a tener contra las mujeres y la niñez y la postura neoliberal y patriarcal que insiste en borrar al sujeto político del feminismo: las mujeres.

Y que quede muy claro, que no estamos en contra de que la población trans tenga derechos tan básicos como a la identidad, al trabajo, a la educación, con lo que no estamos de acuerdo es que invadan nuestros espacios y nos arrebaten nuestras conquistas que nos ha costado tanto alcanzar.