Una de las principales problemáticas del mundo actual es la contaminación, aún la comunidad científica desconoce el impacto real en la salud de las personas. Un estudio hecho en China, uno de los países con más contaminación del aire, afirma el riesgo de infertilidad aumenta en las parejas que viven en áreas muy contaminadas.

El estudio fue realizado en el Centro de Medicina Reproductiva de la Universidad de Pekín y publicado en la revista Environment International. Analizó a 10 mil 211 parejas en China, parte de la Encuesta de Fertilidad de Mujeres Casadas en China, la cual forma parte de las medidas de control natal impuestas en el país.

Se halló que las mujeres expuestas a 10 microgramos por metro público de PM2.5 anualmente tenían 20% más de probabilidad de ser infértiles. Variables aparte, como edad, peso, ingresos, tabaquismo o consumo de alcohol, el riesgo de infertilidad se definió como la imposibilidad de concebir luego de un año intentándolo.

“Aproximadamente 30% de las parejas infértiles no tienen explicación”, explicó Qin Li, autor líder del estudio. “El estudio indica que la contaminación por partículas contaminantes podría ser un factor de riesgo relevante para la infertilidad”.

Ya otros estudios apuntaban la relación entre un área con aire muy contaminado y anormalidades en el embarazo. Una investigación llevada a cabo en clínicas de fertilidad de Estados Unidos encontró, la exposición de mujeres a zonas contaminadas reducía el número de óvulos fértiles.

Asimismo, un meta-análisis de varios estudios realizado por la Oficina de Investigación y Ciencias de la Salud Ambiental en Canadá encontró una relación parecida. Fueron 62 los estudios que relacionaban la exposición a zonas con aire contaminado y el riesgo de nacimientos prematuros y bajo peso en recién nacidos.

Diversas son las industrias que han anunciado su compromiso con emitir cero emisiones de partículas de carbono, mas las problemáticas aún continúan. Las naciones deben estar listas para estos impactos negativos en la salud a pesar de cumplir con los Acuerdos de París para evitar mayor contaminación y el incremento del calentamiento global.

Los riesgos e impactos por la contaminación del aire puede comprobarse en diversidad de estudios actuales, no sólo hacia enfermedades crónicodegenerativas sino también mujeres embarazadas o en intento de. Queda en las autoridades de cada nación realizar las regulaciones necesarias para disminuir las partículas contaminantes de las ciudades y así impedir mayores riesgos a las personas, como la infertilidad.