Se discutió y se aprobó por 21 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones, los dictámenes de jubilación de las exmagistradas del TSJ del Estado de Querétaro.

Querétaro, 18 Febrero 2021.- En la primera sesión ordinaria del Pleno de la LIX Legislatura del Estado de Querétaro del mes de febrero, se discutió y se aprobó por 21 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones, los dictámenes de jubilación de las exmagistradas del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del Estado de Querétaro, Celia Maya García y Consuelo Rosillo Garfias.

En la discusión, el legislador de Morena, Néstor Gabriel Domínguez Luna, reiteró la suspicacia que le genera el que estos expedientes se hayan turnado a la comisión de Gobernación, Administración Pública y Asuntos Electorales, y no a su Comisión del Trabajo y Previsión Social.

Asimismo, cuestionó que dichos documentos se hayan “retenido” por poco más de un año; y el que no se haya enviado a los legisladores el expediente completo de ambas magistradas; a pesar de ello, votó a favor.

Domínguez Luna reveló que de los 531 amparos que se han ingresado por parte de trabajadores, hay al menos 34 personas que en sus solicitudes amparadas se rebasa el monto que establece la ley para esta prestación.

“En cumplimento a los amparos presentados por las exmagistradas, votaré a favor de las mismas, como lo he realizado con los más de 531 ciudadanos que accedieron al amparo, y que entre ellas existen 34 personas que rebasan el tope de los 42 mil pesos que establece la ley”, argumentó.

Por otro lado, en esta sesión se aprobó un “parche” a la denominada Ley Garrote en el artículo 289, con 19 votos a favor y seis en contra; así lo consideró el diputado del Partido Revolucionario Institucional, Hugo Cabrera Ruiz.

Esto, dada la posibilidad de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación pudiera sancionar al congreso queretano, por los actos de inconstitucionalidad en contra de estas reformas al Código Penal del estado relacionadas con conductas antisociales sobre COVID-19.

La legisladora Paloma Arce Islas resaltó que se votó en contra por parte de su partido Morena, por considerar que hubo “necedad” del grupo mayoritario de Acción Nacional desde las dos versiones anteriores; y que la tercera versión de esta reforma es “una manera de evitar las consecuencias políticas”.

Finalmente, con 16 votos a favor y 9 en contra, se avaló en el congreso las reformas a la Ley de los Trabajadores del Estado y la Ley Orgánica del Poder Legislativo, donde se establece que las dependencias de los gobiernos serán quienes otorguen las pensiones y jubilaciones, con un tope máximo de 575 UMAS.