Daniel Pérez Murillo, informó que este jueves 28 de enero llevarán a cabo una manifestación pacífica frente al Palacio de Gobierno estatal en Plaza de Armas.

Querétaro, 27 Enero 2021.- El presidente de la Asociación de Cantinas, Bares y Pulquerías Tradicionales de Querétaro, Daniel Pérez Murillo, informó que este jueves 28 de enero a las 10 de la mañana, llevarán a cabo una manifestación pacífica frente al Palacio de Gobierno estatal en Plaza de Armas, con el objetivo de exigir a las autoridades la reapertura inmediata del sector.

El empresario afirmó que debido a las circunstancias sanitarias por la pandemia del COVID-19, las restricciones de horarios y aforo, el tiempo de inactividad y las noticias emitidas por las autoridades, ya no pueden sostenerse la gran mayoría de los comercios.

“Nuestro gremio está muriendo. Es pequeño, porque somos alrededor de 45 negocios, pero damos trabajo a más de 3 mil personas. Lo que hemos estado pidiendo es un piso parejo para todos, y trabajar en la modalidad de restaurant, porque en la cantina se come. No sé por qué no nos han permitido abrir, ya no aguantamos más; la presión económica es muy fuerte”, manifestó.

Afirmó que han agotado todas las instancias para hacer llegar a las autoridades las peticiones, sin que al momento hayan tenido respuesta, por lo que tomaron la decisión de protestar públicamente, a pesar de los riesgos de aglomeración.

Pérez Murillo aseguró que se estarán sumando algunos negocios que también buscan la reapertura; afirmó que entregarán un nuevo pliego petitorio en la manifestación, y que mantendrán los protocolos sanitarios, pues acudirán máximo tres trabajadores por comercio.

Asimismo, estimó que si no existe una reactivación de sus labores, el 80 por ciento de los negocios estaría cerrando definitivamente sus puertas.

Sobre el anuncio del gobernador Francisco Domínguez para apoyar principalmente a los sectores de restauranteros y teatreros con montos de hasta 25 mil pesos, el líder de las cantinas tradicionales lamentó que no se haya emitido algún apoyo para su rubro.

Dicha situación, sostuvo, los deja “en el olvido”, y argumentó que “no nos toman en cuenta”, al reiterar que las rentas, la nómina y el haber trabajado solamente un mes y medio, entre otros compromisos, han ahorcado a estos establecimientos, y necesitan de propuestas de las autoridades para su rescate.