Querétaro, 22 Enero 2021.- OpiNNA es un sondeo de opinión de niñas, niños y adolescentes de México, que realiza la Secretaría Ejecutiva de SIPINNA. El objetivo es conocer la salud física y mental de los menores, además de cómo están viviendo sus relaciones sociales durante la pandemia.

En el sondeo participaron 32 dos mil niñas, niños y adolescentes del estado de Querétaro. Mayoritariamente fueron mujeres con un porcentaje de 54.4 y 45.3 por ciento de hombres, respectivamente.

Los resultados indican que la vida emocional de niñas, niños y adolescentes en esta pandemia ha sido cambiante, ya que “no se puede identificar una constante emocional sino que a la par confluyen varias emociones dispares entre sí y que brinda un retrato de que la vida emocional actual fluctúa y es difícil”.

Principalmente, las niñas y niños entre 6 y 11 años, han sido los más afectados por el confinamiento social en comparación a los adolescentes, ya que estos no cuentan con dispositivos electrónicos y redes sociales con las cuales puedan interactuar.

Por lo que 3 de cada 10 señalan que con la persona con quien más juegan es con su mamá, seguido de sus hermanas y hermanos.

Por lo tanto, los resultados indicaron que durante la cuarentena las mujeres, niñas, hermanas, abuelas siguen siendo las encargadas de los cuidados de la familia.

“Hacer las tareas y dar seguimiento escolar a las y los hijos, cocinar o hacer limpieza, continúan siendo actividades que asumen las mujeres por los roles tradicionales de género” señala el estudio.

Ante esto, en la Primera Sesión Ordinaria del Sistema Estatal de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) del año, encabezado por Juan Martín Granados, Secretario de Gobierno del Estado de Querétaro, señalaron a la niñez y adolescencia como un tema prioritario durante la contingencia sanitaria.

Entre las acciones a realizar, el gobierno del estado capacitó a más de 500 servidores públicos estatales y municipales en temas de respeto y protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, mediante la aplicación del Programa de Sensibilización y Formación sobre Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.