Artesanas indígenas reclaman espacios dignos en Querétaro.

Querétaro, 20 Enero 2021.- “Nunca he tenido un espacio digno en donde ofrecer mi artesanía”, menciona una de las artesanas indígenas que han estado durante casi cuatro meses en plantón frente a Palacio de Gobierno.

La artesana, que por cuestiones de seguridad decidió mantener su nombre en anonimato, indica que durante la pandemia toda la comunidad de artesanos de Santiago Mexquititlán han sufrido, debido a que las ventas de artesanías han disminuido, situación que los ha hecho pedirle apoyo a gobierno del estado.

La artesana junto con un grupo reducido de comerciantes, solicitan al gobernador que les abra Plaza de Armas, para poder manifestarse siguiendo las medidas sanitarias ante la pandemia de Covid 19. “Nosotros exigimos esta plancha para podernos manifestar y no para estar amontonados todos mis compañeros”, increpó.

Sin embargo, a pesar de que ya casi llevan cuatro meses en plantón, no ha habido respuesta del gobierno del estado para reubicarlos en un lugar donde puedan vender sus artesanías.

Para la artesana, ha habido preferencia del gobernador con otros vendedores y locatarios del centro, pero con ellos no ha habido diálogo ni acercamiento. “Como si no existiéramos”.

El grupo de artesanos que se han manifestado en Palacio de Gobierno no son ni la cuarta parte de todos los 345 compañeros que se han mantenido en lucha, justamente porque el gobierno no les ha ofrecido un espacio para vender sus artesanías.

“Hemos estado trabajando como delincuentes, nos corretean los inspectores, incluso salió” el policía de Palacio de Gobierno a gritarnos que no podíamos entrar, que las compañeras no podían pararse ahí, que afeaba ahí. Incluso, nos mandan acosadores, nos mandan gente que nos graba” señaló.

“Yo no mas quiero decirle que nosotros no tenemos enemigo público, no nos peleamos con la sociedad, con los turistas, no nos peleamos con nadie más que con él. Si algún compañero o compañera le llegara pasar algo lo hacemos responsable a él porque siempre nos mandan a tomar fotos, nos acosan y eso no está bien”, sentenció.