Por el consumo de tabaco cada año mueren 4 millones de personas en enfermedades relacionadas, de acuerdo a datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Sobre estas enfermedades, un estudio de Estados Unidos halló que al dejar de fumar antes de los 40 años, pueden evitarse la muertes prematuras relacionadas con enfermedades cardiovasculares causadas por el tabaco.

El estudio fue realizado por un equipo de la Universidad de Oxford y publicado en la revista Journal of the American Heart Association. Al ser una problemática de salud mundialmente, el equipo buscaba la relación entre el tabaquismo infantil y el ceso de consumo adulto con los casos de mortalidad cardiovascular.

Para realizar la investigación se llevó a cabo un seguimiento por 17 años de 390 mil 929 adultos estadounidenses. Los pacientes fueron clasificados por edad, por fumadores o ex fumadores, entre otras variables como sexo, región o educación. De los ciudadanos encuestados, el 58% nunca habían fumado, 23% lo dejaron y 19% continuaban consumiendo tabaco.

Los resultados del seguimiento mostraron, los fumadores de la población estadounidense tienen 3 veces más riesgo de mortalidad cardiovascular prematura. El riesgo aumenta si el consumo de tabaco empezó antes de los 15 años y aún mayor a los 10 años. Sin embargo, dejar de fumar a cualquier edad disminuía el riesgo, con mayor reducción de hacerlo antes de los 40 años.

Asimismo, una de las problemáticas vistas en la investigación fue la falta de consideración de tabaquismo infantil, pues su impacto para la mortalidad prematura debido a enfermedades cardiovasculares fue clara. Podría tratarse de una métrica a considerar para exámenes médicos de estas y otras enfermedades, según los autores.

Mencionó el equipo de Oxford, se tratan de resultados específicos a una población donde se consideraron las variables más frecuentes. Aún así, los resultados mostraron es más saludable dejar de fumar a cualquiera edad para evitar muertes prematuras al menos comparadas con fumadores.