Se levantó un censo para distribuir vacunas al sector privado que atiende pacientes con COVID-19.

Querétaro, 15 Enero 2021.- La presidenta del Colegio de Médicos del Estado de Querétaro, Irma Quintanilla González, explicó que se levantó un censo por parte de este organismo, acompañado de la Secretaría de Salud estatal, para distribuir vacunas al sector privado que atiende pacientes con COVID-19.

La lideresa de los doctores en el estado estimó que el 30 por ciento de los más de mil 200 médicos colegiados ya pudo ser vacunado contra el virus; sin embargo, reconoció que la mayoría trabaja en instituciones públicas.

Al respecto, señaló que el censo se llevaría a cabo en todo el estado, y se hizo un censo adicional entre los médicos colegiados, para agilizar la entrega de esta vacuna a dicho sector.

Y es que Quintanilla González lamentó que se han presentado decesos de médicos en sus propios consultorios, muchos de ellos jubilados; ya que todos los médicos están atendiendo enfermos COVID-19.

“Se levantó un censo del que forma parte el Colegio Médico, y aparte, nosotros levantamos un censo de puro médico colegiado; esperemos que se logre esta cobertura. La gente quisiera ya, dadas las circunstancias, pero yo les pediría que tengan calma, que sí nos han dicho que sí va a ser todo el sector salud cubierto”, manifestó.

Ante ello, explicó que las autoridades de la Secretaría de Salud estatal y de la Secretaría de la Defensa Nacional contemplan esta vacunación en una segunda fase, que podría darse de febrero al mes de abril de 2021.

Quintanilla González agregó que se está pidiendo apoyo al colegio por parte de las escuelas de medicina que tienen médicos pasantes y de servicio social, como los precolegiados pasantes provenientes de la Universidad Autónoma de Querétaro.

Destacó que al día de hoy no se ha registrado alguna queja o denuncia relacionada con influyentismo en la aplicación de las vacunas, pero admitió que sí hay desesperación por parte de los trabajadores del sector salud.

Irma Quintanilla refirió que a los médicos que participaron en el censo se les requirió sus documentos, y en próximos días las autoridades federales enviarían un código QR, que incluye la fecha, lugar y hora en que se tendrían que presentar para la aplicación organizada de la vacuna.