San Juan del Río, 15 Enero 2021.- Aunque el PRI busca reposicionarse para las elecciones que se llevarán a cabo este año en el municipio y el estado, en San Juan del Río está prácticamente muerto y sepultado por anticipado, ante la falta de liderazgos.

Y es que de acuerdo a los propios militantes, la designación de candidatos se ha dado como siempre, de dedazo y sin tomar en cuenta a la verdadera fuerza del partido, que es la militancia y su estructura.

Señalan que a pesar de que muchos priístas siguen leales a sus principios y que no han emigrado a otras fuerzas políticas, no son tomados en cuenta y quienes ostentarán una candidatura son los mismos que ya han participado y que no dan la oportunidad a los jóvenes o nuevos rostros de la política.

Como se sabe, el PRI designó y registró a Gustavo Nieto Chávez, como aspirante único a la presidencia municipal, mientras que a Miriam Camacho, para el IX Distrito.

Para el X Distrito, que comprende San Juan del Río y Pedro Escobedo, registraron a Chela Juárez, y para el octavo al regidor Giovani Contestabile.

Es aquí donde se dieron los estira y afloja, ya que para el octavo estaba ‘negociada’ la candidatura de Lourdes Sánchez Vázquez, quien fue sacada de la jugada.

Con ella, seguramente Gustavo Nieto pierde también el apoyo de Gerardo Sánchez Vázquez, así como muchas otras figuras políticas que ya la juegan con otros partidos.

A todo el ajetreo interno, aunque se haya designado a Gustavo Nieto como aspirante único, se suma la inconformidad que ha estado surgiendo en los seccionales, ya que son los verdaderos liderazgos y fuerza del partido, pero no están siendo tomados en cuenta.

Esto es, que solo quieren que hagan el trabajo de campo, pero sin que sean incluidos en las fórmulas, lo que ha creado una serie de inconformidades.

Hoy no son los tiempos, en que los priístas se arremolinaban en las oficinas para apoyar a su candidato o a sus líderes, hoy el PRI está solo y en la oficina no hay quien muestre ese rostro que los llevaría a ganar en las urnas.