El catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota Gazoo), se quejó de la normativa vigente y afirmó que el reglamento con respecto a los buggies es injusto. FOTO: EFE/EPA/Antonin Vincent.

Redacción deportes, 15 ene (EFE).- El catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota Gazoo), segundo clasificado del Rally Dakar 2021 que finalizó este viernes en Yeda, se quejó de la normativa vigente y afirmó, en declaraciones facilitadas por la organización del Dakar, que el reglamento con respecto a los buggies es injusto.

“Desde mi punto de vista, hace falta un cambio en el reglamento para que la competición sea justa para todo el mundo. Si en vez de cinco dedos, tenemos cuatro se hace más difícil”, expresó el catarí. Y añadió: “Los buggies llevan ganando cinco años seguidos contra los 4×4, esto es algo incuestionable e injusto. Si en este sentido no se modifica la norma, no estaremos interesados en volver”.

Al-Attiyah, tricampeón del Dakar, firmó un campeonato excelente, proclamándose ganador en cinco de las doce etapas disputadas. Sin embargo, no le fue suficiente para doblegar a “Monsieur” Dakar, el francés, Sebastièn Peterhansel (X-raid Mini JCW), que con este, ya suma su decimocuarto título del campeón en el rally más duro del mundo.

“Creo que se hizo un gran trabajo por parte de todo el equipo, ni yo, ni el copiloto cometimos errores, pero, ¿Qué más podemos hacer?”, cuestionó el catarí.

Al-Attiyah, concluyó su periplo dakariano sin el final soñado, pero promete dar gas en la próxima edición. “Obviamente estoy decepcionado, pero tengo que estar agradecido por haber terminado la carrera y volveremos más fuertes el año que viene a por la victoria”.