Claudia Sheinbaum. FOTO: EFE/José Pazos.

México, 12 ene (EFE).- La capacidad hospitalaria de Ciudad de México, que se encuentra al borde del colapso en camas ocupadas ante el avance de la covid-19, aumentó un 38 % en los últimos 28 días, informó este martes la alcaldesa de la capital, Claudia Sheinbaum.

“Pasamos de 5.492 a 7.570 camas totales. Es decir, 2.078 camas más. Algunas que en su momento fueron covid, que fueron desconvertidas y que nuevamente se convirtieron”, explicó Sheinbaum en conferencia de prensa.

La jefa de Gobierno de Ciudad de México precisó que la ciudad tiene ahora 5.697 camas de hospitalización general en comparación con las 4.021 del 15 de diciembre, mientras en camas con ventilador alcanzó ya las 1.873 frente a las 1.471 disponibles hace 28 días.

La capacidad hospitalaria de la capital mexicana está en torno al 90 %, su pico más alto en toda la pandemia, y el objetivo a final de mes es “incrementar 300 camas más” entre todas las instituciones de salud “para que ninguna persona que enferme gravemente se pueda quedar sin una cama de hospital”.

Ciudad de México es el principal foco rojo de la pandemia en el país, ya que con las 23.612 muertes confirmadas por el nuevo coronavirus acumula el 17,5 % de todas las defunciones a nivel nacional.

Además, la capital suma casi 369.000 casos confirmados de la enfermedad, por los 1,54 millones registrados en todo el país.

Desde el pasado 19 de diciembre, tanto Ciudad de México como su zona metropolitana se encuentran en semáforo epidemiológico rojo, que corresponde al riesgo máximo de contagio y que comporta el cierre de todas las actividades no esenciales.

La clausura de la ciudad, que padece además de una gran presión hospitalaria la escasez de oxígeno médico, debía haber concluido el pasado domingo pero se alargará hasta, al menos, el próximo viernes.

Sheinbaum informó, además, que hasta este martes se ha vacunado contra la covid-19 a 62.175 sanitarios en Ciudad de México, punto del país en el que comenzó el plan de inmunización del Gobierno.

“El objetivo es que hacia fines de semana queden todos los trabajadores de la salud que están en la primera línea del combate a la covid-19 totalmente vacunados en la Ciudad de México”, aseveró.

Esta semana, las autoridades capitalinas recibirán también un cargamento de dosis de la fórmula de Pfizer-BioNTech -la única aplicada en México hasta el momento- que recibirán los primeros sanitarios vacunados hace tres semanas.