Daniel Segura, reconoció que a sus 21 años llegar al fútbol mexicano es una gran oportunidad para crecer y confía en mostrar un buen nivel de juego. FOTO: EFE/ Esteban Garay.

Puebla (México), 12 ene (EFE).- El delantero ecuatoriano Daniel Segura, del Puebla del fútbol mexicano, reconoció este martes que a sus 21 años llegar al fútbol mexicano es una gran oportunidad para crecer y confía en mostrar un buen nivel de juego.

“Vine con la mentalidad de asumir nuevos retos, creo que acá en Puebla voy a conseguir cosas importantes, vine a aprender, a descubrir cosas del fútbol mexicano”, señaló el atacante.

Segura, originario de Esmeraldas, es una de las promesas del fútbol de su país, integrante de la selección sub’20 campeona del Sudamericano del 2019 y ocupante del tercer lugar del Mundial de ese año en Polonia.

“Estoy contento porque en mi país todos quieren venir a México; miraba poco el fútbol mexicano, pero cuando me enteré que venía, empecé a ver al Puebla, un equipo con garra”, agregó.

El Puebla, que empató 1-1 con el Guadalajara el pasado viernes, visitará el próximo sábado al Cruz Azul, lo que significa un arranque contra dos de los equipos más emblemáticos de la liga, candidatos a disputar el título.

El sudamericano mostró despreocupación por un inicio de temporada tan riguroso y recordó que al final deberán enfrentar a todos los rivales.

“Cruz Azul es un buen equipo, pero el Puebla ajusta detalles y va a salir con todo”, observó.

El defensa brasileño Lucas Maia, otro de los nuevos fichajes del Puebla, dijo estar motivado por la oportunidad en Primera división luego de haber jugado en la llamada liga de expansión, que, según dijo, tiene calidad, pero sus jugadores anhelan saltar de nivel.

“Me estaba preparando para esto, llego a dar lo mejor y ayudar al equipo a conseguir cosas grandes”, comentó.

Maia recordó que Cruz Azul fue eliminado en la semifinal del pasado Apertura y cayó en la primera jornada del Clausura, por lo cual será un rival duro el sábado.

“Es un partido difícil para nosotros fuera de casa, pero es una oportunidad enfrentar a esos equipos grandes”, concluyó.