Guanajuato (México), 05 ene (EFE).- Cinco personas fueron asesinadas a balazos en la ciudad de León, en la primera masacre del año de Guanajuato, el estado con mayores índices de violencia, informaron este martes las autoridades locales.

Un grupo de sujetos armados ingresó a un apartamento en el barrio de Villas Insurgentes, y disparó contra un grupo de cinco personas, lo que marca un inicio violento para Guanajuato.

Cuatro de las víctimas fallecieron en el lugar de los hechos, mientras que una más se trasladó al hospital, donde finalmente falleció.

Hasta el momento, las autoridades no han informado sobre detenidos por este suceso, que representa la primera masacre en Guanajuato, el estado más violento de México desde el 2018.

FOTO: EFE/ STR.

Por otro lado, medios locales reportaron el asesinato de cuatro hombres en Salamanca y otros dos en Irapuato este fin de semana.

Las autoridades estatales han reconocido que en León, la ciudad más grande del central estado de Guanajuato con más de 2 millones de habitantes, existe una disputa de grupos criminales por la comercialización de drogas.

Además, en otros municipios considerados como focos rojos como Celaya y Apaseo El Grande, el principal problema es el robo de hidrocarburo y el cobro de piso.

La disputa territorial entre estas bandas delincuenciales, principalmente el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel Santa Rosa de Lima, han provocado que esta entidad no solo destaque por ser un polo de la industria automotriz en el país, sino también por su incesante ola de violencia.

Cifras oficiales establecen que en 2020, con corte al mes de noviembre, en Guanajuato fueron asesinadas 4.190 personas, 1.547 casos más que el segundo lugar en homicidios, que es el norteño estado de Baja California.

FOTO: EFE/ STR.

Y si el 2020 cerró de forma preocupante, el 2021 inició igual: tan solo en los primeros cuatro días,

Las autoridades federales registran ya 288 asesinatos a nivel nacional en los primeros días de 2021, de los que el 10 % han sucedido en Guanajuato.

El Gobierno mexicano calcula que en 2020 hubo 34.523 víctimas de homicidio, una caída de apenas 0,4 % frente a 2019, cuando rompió un récord histórico de 34.648 homicidios.

Además, ha estimado 1.015 feminicidios, asesinatos de mujeres por violencia machista o de género, un aumento de 0,3 % frente al registro histórico de 2019.