Ángel Balderas Puga, Presidente en Querétaro del Consejo Estatal del Partido MORENA.

Querétaro, 4 Enero 2020.- El presidente en Querétaro del Consejo Estatal del Partido MORENA, Ángel Balderas Puga, aseguró que Querétaro no está en la lista de los estados donde el partido impugnó la resolución de candidaturas a gobiernos estatales, ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

El líder de la militancia explicó que Querétaro no puede realizar algún tipo de impugnación judicial o política, toda vez que no ha obtenido a través de acceso a la información, la metodología y resultados de la encuesta que posicionaron a Celia Maya como candidata a la gubernatura.

Al respecto, comentó que además de las impugnaciones ante el TEPJF, existen quejas en la Comisión Nacional de Elecciones; atribuyendo estas situaciones al pésimo manejo del procedimiento que se llevó a cabo para elegir a los abanderados para el 2021.

“La Comisión Nacional de Elecciones, simplemente con su actuar, lo único que ha logrado es inconformidad en muchos estados de la república por una palabra clave: falta de transparencia. El problema no es de los aspirantes, es de un partido político. Tenemos derecho a saber qué se vivió y cómo se vivió para hacer la selección”, manifestó.

Al respecto, indicó que esperarán a que se conozcan las encuestas, y que confían en que la presión de la militancia orillará a las instancias internas del partido a publicar la información; o que tras la conformación de la Comisión de Honestidad y Justicia se tome el caso.

Aquellas entidades que se acercaron al TEPJF, lo hacen con la consideración de que una instancia pública ordene al partido que exponga estos datos, explicó el presidente del consejo.

Balderas Puga refirió que las circunstancias pondrán a Morena en desventaja ante las elecciones, por las diversas fuerzas internas que se tienen en el partido; lo cual, señaló el dirigente, es normal en un partido relativamente joven.

Asimismo, agregó que el este organismo político tiene perfiles provenientes de muchos partidos políticos tradicionales, que buscan imponer sus viejas prácticas, que generan discordia, inconformidad y falta de transparencia.