Querétaro, 30 Diciembre 2020.- La secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sector Salud, Sección 32 Querétaro, Silvia Rivera Hernández, afirmó que mantienen al día de hoy un déficit del 40 por ciento de personal médico en el estado que se necesita para continuar con la atención de la pandemia por COVID-19.

Luego de que algunas entidades han solicitado apoyo de médicos externos para controlar y atender la pandemia; en Querétaro, puntualizó Rivera Hernández, se tiene abierta la bolsa de trabajo para nuevos doctores.

Sin embargo, la lideresa sindical admitió que muchos médicos no acceden a participar en la plantilla laboral de primera línea de batalla contra la pandemia, por temor a contagiarse o por desconocimiento.

“Hace ya un buen rato que se tiene abierta la bolsa de trabajo por parte de la Secretaría de Salud. Aquí mismo en el sindicato tenemos algunas plazas pendientes de cubrir, porque cuando se les dice que es para hospital COVID, no todos quieren entrarle, por temor, por desconocimiento o porque valoran a sus familias”, manifestó.

Silvia Rivera Hernández, Secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sector Salud, Sección 32 Querétaro.

Sin embargo, confió en que algunos doctores que se gradúen en estos días puedan integrarse a estas acciones; aunque destacó que algunos podrían seguir estudiando alguna especialidad.

Asimismo, Rivera Hernández destacó que hay un sentimiento de cansancio o agotamiento entre médicos y enfermeras, por los altos índices de contagio.

Comentó que al día de hoy, se contabilizan más de 700 elementos del personal de salud contagiados por COVID-19; y muchos de los trabajadores han perdido familiares por esta enfermedad.

Finalmente, Silvia Rivera comentó que a vísperas de que en enero de 2021 se inaugure el Nuevo Hospital General de Querétaro, existe incertidumbre en el personal del viejo hospital general, por no conocer quienes se moverían dicho espacio.

Para ello, señaló que es necesario implementar apoyos e incentivos para beneficiar a los médicos que se quedarían en la atención del COVID-19 en el actual hospital general, para hacer más llevadera la estancia a quienes se vayan a quedar.

Esto, mencionó, tomando como alternativa brindarles semanas extras de vacaciones, o bien, otorgar un nuevo bono económico COVID.