Creado por la empresa iMedisync, un nuevo dispositivo podría representar el futuro de la telemedicina y el tratamiento y diagnóstico de trastornos mentales. FOTO: PIXABAY.

Según la Organización Mundial de la Salud a nivel mundial más de 450 millones de personas padecen algún tipo de trastorno mental. Los trastornos mentales afectan a gran parte de la población mundial e impactan en sus años más productivos; asimismo, son diversos los avances para revertir la problemática.

Bajo esta línea, todo podría cambiar gracias a que en el Consumer Electronics Show (CES) 2021 el posible futuro de la neuropsiquiatría podría ser presentado.

Entre los encuentros de tecnología el CES se posiciona como el más grande e importante, esta edición será llevada a cabo de manera 100 por ciento digital por la pandemia.

Celebrado normalmente en Las Vegas, es recinto de las más recientes innovaciones tecnológicas presentadas por diversas empresas. Para 2021 se espera la creación de la empresa iMediSync, el iSyncWave, un dispositivo creado con el objetivo de tratar trastornos neuropsiquiátricos.

iSyncWave, el cual se presentará en CES 2021, es un dispositivo terapéutico de mapeo cerebral EEG (electroencefalograma) portátil, sin gel pero con fotobiomoduladores LED.

Dicho artefacto está diseñado para la detección temprana y tratamiento de diferentes trastornos mentales como demencia, Alzheimer, Parkinson, depresión, ansiedad o trastorno por estrés postraumático.

Funciona a través de una aplicación móvil que se conecta a un servidor dedicado (ambos desarrollados por iMediSync). De esta manera, el EGG junto con los fotobiomoduladores recopilan envían datos de los pacientes con el objetivo de ayudarlos a monitorear y tratar o prevenir sus padecimientos.

Seung Wan Kang, el fundador y CEO de iMediSync, mencionó en un comunicado enviado a NotiPress un aspecto innovador: “iSyncWave puede ser utilizado no sólo en clínicas sino también en hogares. Funciona como una plataforma de telemedicina que conecta al usuario con especialistas de la salud mental en línea”.

Anteriormente ya se ha tratado de acoplar los avances tecnológicos al cuidado personal, este dispositivo representa un paso más hacia la tecnología aplicada a la salud.

Un ejemplo de ello es la aplicación Sanvello -antes Pacifica- que por medio de tecnología terapéutica y principios cognitivos-conductuales ofrece métodos de relajación. Esto con el fin de romper el ciclo de la ansiedad, uno de los padecimientos más comunes y con el que la población lucha a diario para controlarla.

Otra variante reciente de la aplicación tecnológica en la salud mental es la realidad aumentada. Este recurso es útil en tratamientos psicológicos y es usada por grandes y reconocidas instituciones como el Centro Médico Cedars-Sinai, en California, o el Hospital Johns Hopkins en Baltimore, Maryland.

Por su parte, la realidad virtual permite mejorar la técnica de exposición en terapia y la hace menos aversiva a los pacientes al lograr repetir una situación varias veces y controlar el grado de esta. Principalmente se usa en el tratamiento de trastornos mentales relacionados con la imagen como anorexia o bulimia y también para revertir fobias.

A pesar de las ventajas que supone el uso de la tecnología en el cuidado de la salud mental, esta también supone limitaciones. Por ejemplo, problemas de seguridad y confidencialidad o dificultad al establecer una relación terapéutica, especialmente cuando la comunicación es asincrónica.

La observación es fundamental para detectar y diagnosticar trastornos mentales, saber cómo las personas sienten y manejan sus emociones permite establecer el estado de su salud mental a los médicos. Con todo ello en mente, el posible futuro de la neuropsiquiatría podría ser presentado en CES 2021 al revelarse este nuevo artefacto con el cual parece posible mejorar la salud mental y la atención recibida por los pacientes.