Durante estos dos años de gobierno y más de 500 mañanera, que ha permitido contabilizar más de 37 mil mentiras de acuerdo con Luis Estrada de SPIN, casi el doble que Trump a quien el New York Times le contabilizó 20 mil, pero en el doble de tiempo, es decir 4 años, algunas que la realidad nos ha estrellado en la cara es decir que la pandemia está controlada, nada más alejado de la realidad, que el cubrebocas no es útil, eso es casi criminal, que ya no hay corrupción, con los Bartlett, Ana Guevara, Napoleón Gómez Urrutia, y un largo etcétera, de igual forma de acuerdo con el INEGI la población piensa que ahora hay más corrupción que en el gobierno de Peña Nieto.

En materia de seguridad nos dijo que ya se estaba pacificando a la gente y tenemos todos los muertos del sexenio pasado en menos de dos años, con todo y pandemia, se nos dijo que primero los pobres y es justamente a ellos a quienes se han abandonado y se les ha multiplicado, solo en un año 10% de la población ingreso a niveles de pobreza, todo lo que se había logrado durante una década se destruyó en menos de 1 año, en materia de salud se nos prometió un sistema de salud de primer mundo, y vemos a padres de niños con cáncer que llevan dos años no pidiendo un sistema de primer mundo, piden medicinas básicas a cambio reciben indiferencia y desprecio, hasta el punto de inventarse robos que no coinciden en nada con la realidad.

Enfermedades que ya se creían superadas como el sarampión, la lepra, etc, todo porque no se compraron vacunas suficientes, lo mismo sucede con la vacuna para la influenza, en plena pandemia se dejó en el olvido el remedio.

Por el lado de la economía en mayo se dijo que se recuperaría el millón de empleos formales perdidos antes de que terminara el 2020, los datos reales del IMSS demuestran que no se han recuperado la mitad y que la inmensa mayoría de esos han sido con sueldo mucho menores a los que tenían de manera previa a la pandemia.

De acuerdo con el INEGI durante la pandemia tronaron más de 1 millón de micro, pequeñas y medianas empresas, eso representa más del 20% del total de establecimiento del país, para quienes la ayuda nunca llegó, ni llegará, no importa que eso signifique la ruina y la destrucción del esfuerzo de personas durante vidas enteras.

Las mujeres son las grandes perdedoras de estos dos años, no ha habido en los tiempos modernos un gobierno más sordo a sus muy justas exigencias, declarando que el 90% de las llamadas de violencia de género eran falsas, la campaña cuenta hasta 10 que re victimiza a las mujeres, la cancelación de las estancias infantiles, los recortes que no dejan ni para la renta del INMUJERES, de la CONAVIM, programas de salud sexual y reproductiva, de igualdad entre hombres y mujeres en los pueblos indígenas, todo en el abandono, pero eso sí, con mucho reclamos por pintarrajear los monumentos históricos.

La ineptitud mostrada en la rifa no rifa del avión, donde se extorsiono a los empresarios que tanto ataca el gobierno a diario, donde no se vendieron ni la mitad de los boletos, por eso no entregaron 37 premios, todo es una farsa se quedó en el olvido como el jetta de campaña que fue sustituido por camionetas blindadas y faraónicas, que a pregunta expresa se contestó que no sabían de quien eran, ese es el nivel de gobierno que tenemos, juzgue usted.