Cierran negocios en Mercados ante bajas ventas.

San Juan del Río, 27 Noviembre 2020.- El Secretario del mercado Benito Juárez, Juan Ávila García, dio a conocer que a pesar de la reactivación económica que arrancó hace algunas semanas, después del cierre obligatorio de negocios, algunos comerciantes no se han podido recuperar.

Indicó que los cierres definitivos o temporales, se han derivado de las pocas ventas que se registran en el centro de abastos del municipio.

Señalaron que es muy baja la afluencia de personas que acuden a la zona comercial y que solo compran los enseres necesarios para la alimentación de sus familias.

“Los comerciantes que no tiene productos de primera necesidad en el mercado han preferido cerrar ya que no registran ventas y en cambio se exponen a los contagios”, dijo uno de los comerciantes consultados.

El dirigente de los comerciantes Juan Ávila García, apuntó que los titulares de los establecimientos han manifestado que sus ventas eran muy bajas, debido a que la gente lo que más busca son productos de la canasta básica, para la alimentación de su familia.

“Lo que han decidido algunos comerciantes es vender su mercancía fuera del mercado, en el centro histórico o de manera ambulante”, subrayó el entrevistado.

Refirió que el aforo diario al mercado es muy bajo en comparación a otros años en la misma época.

“Los locatarios no quieren abrir sabiendo que no tendrán ventas, debido a que nos les conviene, estamos conscientes de que el hecho de venir requiere gastos de transporte y gasolina por lo que la gente prefiere administrar bien sus recursos”.

Reiteró que dentro del mercado se continúan tomando las medidas sanitarias a la entrada del mercado, se le sigue aplicando gel a los clientes y todos los trabajadores dentro del mercado cuentan con su cubrebocas.

Ávila García comentó que conoce de algunos casos de locatarios que han tenido que sacar préstamos para poder salir adelante, sin embargo podrían a empezar a tener problemas para pagar, ya que no hay recuperación.

Para el comercio en general, se existe la esperanza de que para el próximo año la economía pudiera ser mejor.