Feministas realizaron movilizaciones en municipios de Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas y Comitán de Domínguez, los 3 con declaratoria de AVG. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

Tuxtla Gutiérrez, Chis. Este 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra las mujeres, feministas realizaron movilizaciones en los municipios de Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas y Comitán de Domínguez, los tres con declaratoria de Alerta de Violencia de Género (AVG).

El 18 de noviembre del 2016 la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) de la Secretaría de Gobernación, declaró la alerta para siete municipios de Chiapas: Comitán, Chiapa de Corzo, San Cristóbal de las Casas, Tapachula, Tonalá, Tuxtla Gutiérrez y Villaflores. Así también ordenó que se implementen acciones específicas que atiendan la violencia de género contra las mujeres indígenas que viven en la región Altos del estado.

En Tuxtla Gutiérrez, las mujeres realizaron un mitin en la plaza central y colocaron un antimonumento, una cruz que simboliza el feminicidio ocurrido en Chiapas, pero fue retirado a las pocas horas que se fue el contingente de manifestantes.

En Comitán, diferentes organizaciones colocaron mantas en el puente peatonal de la entrada de la ciudad y del Boulevard de la Federación sur a la altura de la prepa que decían: “Comitán Feminicida” que hacía alusión a los casos de feminicidio que han ocurrido en ese lugar. También colocaron cruces rosadas con el nombre de las mujeres asesinadas en la puerta de la presidencia municipal.

Los municipios de Tuxtla, Tapachula y San Cristóbal de las Casas, que son de los más poblados del estado, muestran tasas superiores a la estatal y en algunos casos nacional, en delitos que tienen una carga de género, es decir, que se cometen de manera diferenciada en contra de mujeres y hombres de acuerdo con el Reporte de Incidencia Delictiva del tercer trimestre de este año presentado por el Observatorio Ciudadano Chiapas (OCCh).

Las feministas, en los diferentes municipios, demandaron acciones efectivas para eliminar la violencia de género en Chiapas.

También se pronunciaron en contra que el Poder Judicial del Estado no haya encontrado hasta ahora los mecanismos adecuados para que las víctimas y sus familias puedan acceder a la justicia debido a la pandemia, y es que los procesos judiciales se han detenido como es el caso de Yuri Lisset Méndez Trejo, una joven víctima de feminicidio desde hace 4 años. Su agresor fue recapturado pero su juicio está detenido.

A pesar de la pandemia, las manifestaciones feministas han continuado y es que los casos de violencia en contra de las mujeres han aumentado.*Este artículo fue retomado del portal Aquínoticias