Se llevó a cabo el lanzamiento del “Manifiesto contra la Explotación Reproductiva de las Mujeres” elaborado y promovido por 100 organizaciones. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

En la semana del 11 al 13 de noviembre CATWLAC sostuvo tres eventos. En el primero, el 11 de noviembre, se llevó a cabo el lanzamiento del “Manifiesto contra la Explotación Reproductiva de las Mujeres” elaborado y promovido por 100 organizaciones.

Durante el lanzamiento se presentó un panorama de lo que está pasando en Argentina, Colombia, Ecuador y México. Se habló de los derechos violados y conculcados a las mujeres a través del abuso de sus necesidades, sobre todo de las que viven con altos grados de exclusión y de la infancia concebida por medio de contrato.

Se derrumbaron, uno a uno, los argumentos del lobby pro explotación reproductiva de las mujeres y se abordó la propuesta de Convención Abolicionista de la Maternidad por Sustitución que se presentó en Ginebra, por el Grupo de Trabajo sobre Derecho Internacional Privado, quien tiene conocimiento que se prepara una Convención para legalizar las prácticas de explotación reproductiva de las mujeres.

El jueves 12, junto con el capítulo argentino del “ObservaLaTrata”, la CATWLAC organizó las segundas Jornadas Abolicionistas con la participación de la doctora Rosa Cobo Bedía que habló de su último libro publicado recientemente, que se titula “Pornografía: El placer del poder”, obra que parte de dos premisas: la primera que la pornografía es la pedagogía de la prostitucióny la segunda que el porno no es ficción y crea realidad.

En su obra la doctora Cobo relata una breve historia sobre los orígenes de la pornografía, al tiempo que pretende despertar conciencias y alertar sobre los efectos del consumo de pornografía, así como sobre su efectividad a la hora de construir un discurso y un imaginario de violencia misógina.

Nos compartió que también aspira a visibilizar y advertir sobre la relación directa que existe entre pornografía y prostitución.

También participó la doctora Ana de Miguel Álvarez que abordó el “Neoliberalismo sexual”, desde un punto de vista filosófico y económico.

En su intervención nos dio argumentos para desenmascarar la falsa retórica de la libre elección y los efectos de la mercantilización del cuerpo de las mujeres en un mercado depredador. Nos hizo ver cómo las posturas postmodernas y el modelo neoliberal de la economía tienden a la objetivización de los cuerpos de las mujeres que se ven reducidos a una mera mercancía que se compra, se vende, se trata y se comercia.

Finalmente, la maestra y vicepresidenta de la Coalición Internacional contra la Maternidad por Sustitución (CIAMS), Berta García, abordó las aberraciones en el discurso de quienes promueven los vientres de alquiler y la donación comercial de óvulos. Los derechos violados a las mujeres y los derechos conculcados a las niñas y niños concebidos y nacidos por contrato.

Hizo especial énfasis en que ser madre o padre no es un derecho, que el derecho es a fundar una familia y a decidir el número y espaciamiento de las hijas e hijos; y en todo caso, el derecho es de las niñas y niños a tener una familia y a conocer y convivir con su madre y conocer sus orígenes. Nos comentó que muchos jóvenes que han nacido por esta práctica se están organizando para reclamar sus derechos.

Finalmente la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe y el Frente Nacional Feminista Abolicionista organizamos el 13 de noviembre el Conversatorio “Alto a los Vientres de Alquiler”, evento más focalizado en México, donde contamos con una conferencia magistral a cargo de la doctora Marcela Lagarde y de los Ríos, quién reivindicó los derechos de las mujeres, como Derechos Humanos.

Manifestó su rechazo a la objetivización y cosificación de las mujeres. Señaló que hay derechos y libertades patriarcales para justificar los abusos contra las mujeres, tanto en la prostitución como en la explotación reproductiva, donde las defensoras del patriarcado impulsan el derecho a decidir ser explotadas y a consentir su explotación.

También participó la candidata a doctora y profesora investigadora de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México, Eleane Proo, quien nos ilustró sobre el problema de los vientres de alquiler y la “donación comercial de óvulos”.

Hizo hincapié que el mayor auge se ha registrado en Tabasco, Sinaloa y en ciertos centros turísticos mexicanos.

Ahora tenemos la enorme tarea de hacerle llegar el manifiesto a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de nuestros países y a las organizaciones multilaterales del sistema universal y el sistema americano, que se alistan a convalidar esta violación a los Derechos Humanos de las mujeres.

Me admira mucho cómo el patriarcado inventa nuevas formas de seguir sometiendo, sojuzgando y explotando a las mujeres y sus cuerpos. Y me pregunto, de qué sirve la paridad si las mujeres que llegan a cargos de poder legislan o actúan en defensa de los intereses del patriarcado y contra las mujeres. Creo que es el momento de decir basta ya.