Aún con la contingencia sanitaria por el Covid-19 y las restricciones que existen para reuniones masivas a las que están acostumbrados los partidos políticos y aspirantes a cargos de elección popular, las estrategias para ganar tiempo y no esperar sentados a que se definan las candidaturas, se llevan a cabo en todos los partidos políticos.

El partido MORENA tiene algunas cartas que ya fueron puestas sobre la mesa, por lo menos en los cafés y en eventos como los apadrinados por el zar anticorrupción y lavado de dinero de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del gobierno federal, Santiago Nieto Castillo, quien ha hecho presencia en varios eventos realizados en San Juan del Río, Querétaro y otro puntos del Estado.

Disfrazados de foros anticorrupción, está claro que los eventos llevan jiribilla política y no en todos los casos han sido abiertos a la ciudadanía en general, ya que los principales asistentes tiene que ver con la vida política del partido y uno que otro colado.

Ricardo Badillo, se ha querido posicionar como el personaje que sale de la nada, pero con la intención de llegar apadrinado por esferas políticas nacionales del partido MORENA con el que se ha querido identificar, aunque antes se codeaba, sobre todo con figuras políticas del PAN, debido a las reuniones que convocaba y a las que asistían personajes de talla, con los que ahora se verá como enemigos, debido a que sus aspiraciones lo han obligado a tener que hacer un viraje.

Disfrazando supuestos apoyos que pretende cobrar en las urnas si es que llegará a representar al partido para la silla presidencia de San Juan del Río. Algo muy lejano, si se toma en cuenta que las encuestas lo posicionan muy por debajo de las preferencias y conocimiento.

Juan Alvarado, no se queda atrás y de nueva cuenta hará ruido para figurar en las boletas electorales del 2021, ya que llegados los tiempos electorales, nuevamente hace su aparición, aunque esta vez le costará más trabajo poder remontar en las preferencias, sobre todo cuando el proceso electoral ya no llevará el respaldo moral y de popularidad de Andrés Manuel López Obrador, que arrastró a muchos aspirantes en las pasadas elecciones.

En el Partido Acción Nacional (PAN), aún cuando se dice que han realizado un buen trabajo para poder refrendar en las urnas el próximo año, es evidente que se están confiando al trabajo que ha realizado el alcalde en turno que encabeza Memo Vega y que si bien tiene la ventaja de haber logrado un triunfo consecutivo, ahora la situación política será muy diferente.

Y vea por qué? Pues resulta que uno de los aspirantes a la alcaldía de este partido político, Germain Garfias Alcántara, a pesar de tener ya seis años (lo que lleva el gobernador del Estado) en dos periodos de tres años consecutivos en un cargo como regidor, nomás no se ve que levante.

Y como diría un personaje de la vida política, ‘y no lo digo yo, lo dice la gente’, el regidor síndico en funciones, ha tenido que hacerse ‘hasta el gracioso’ en sus recorridos que hace en las colonias y comunidades, sobre todo cuando tiene que aparecer en sectores vulnerables, para ganarse la simpatía de la gente.Las recientes encuestas, sobre todo las que realizan los partidos políticos, no le dan mucha ventaja para que pudiera garantizar un triunfo al PAN en el proceso electoral de 2021.

Menos sucedería que garantizará en San Juan del Río el triunfo al candidato a la gubernatura del propio partido, en el supuesto que fuera el Senador Mauricio Kuri.

Ahí está el meollo del asunto, el PAN por ahora tiene dos nombres para encabezar la candidatura a la presidencia y el otro es el diputado Roberto Cabrera, que si tomamos en cuenta las encuestas realizadas no solo por el PAN sino la reciente dada a conocer por una empresa encuestadora de Querétaro, sería el que podría garantizar al PAN un triunfo y abonaría más votos al candidato a la gubernatura.

Y es que está cerrado el debate de quién debe encabezar la candidatura de San Juan del Río. Roberto Cabrera Valencia, representaría la candidatura de unión del panismo, por lo que se debe tomar en cuenta lo cerrado que resultaría el resultado si no se ponen a trabajar de inmediato y de una vez por todas definen quién será el que abanderará al PAN en el municipio.

El PAN no se puede exponer a la competencia que representa MORENA, que si bien sus candidatos no tienen mucha madera, ya le llevan ventaja muchos, si se toma en cuenta que de manera callada han estado trabajando y sumando seguidores de diversos partidos.

Es importante que el PAN cierre ya el debate de quién sería el candidato a la Presidencia Municipal, con el propósito de que por lo menos a la alcaldía el elegido se concentre en el diseño de la campaña exterior y evitar posibles desgastes al interior cuando las cosas se definan de última hora, con el propósito de que puedan evitar los desgastes (por lo menos de forma grave) y que al final se pongan de acuerdo.

En el PAN ya deberían estar trabajando en alianzas externas, que de acuerdo a los propios militantes, son importantes para la victoria. El PRI ya lo está haciendo.

Además hay que tomar en cuenta que se el PAN define, aunque sea al interior del organismo político a su candidato a la presidencia, no solo evitaría el desgaste entre los grupos, sino se podría centrar en la definición de los demás puestos de elección popular (diputaciones locales y federales).

La campaña en San Juan no será fácil. Como ya le decía, en las encuestas Roberto Cabrera lleva ventaja, gana con un margen de 5 a 6 puntos, que lo posicionan como el mejor candidato de Acción Nacional, no solo en conocimiento, sino en experiencia, acercamiento con la gente y discurso.

Y es que como ya se ve venir, en San Juan del Río y el Estado, no habrá candidatos débiles, ya que hasta el PRI ha estado remontando con una figura desgastada y corrupta, como ha sido Gustavo Nieto Chávez, cuando fue gobierno en el municipio de San Juan del Río y luego delegado federal en la SAGARPA, donde se hicieron una serie de transas con apoyos federales a supuestos empresarios de viveros, a los que nunca les llegaron los recursos o por lo menos no completos, ya que se dice que en la oficina del flamante funcionario federal se tenían que dejar los cochupos.

Así las cosas y muchos otros enjuagues que en su momento pondremos sobre la mesa, por lo menos para que no se le olvide a la gente, pero que en esta ocasión dejaremos para más adelante. Fin por hoy.