Quito, 14 nov (EFE).- Con zapatillas que asemejan a una pitón, de material biodegradable, o cristales creados en laboratorio, el diseñador ecuatoriano Felipe Fiallo ha cautivado a la industria de la moda internacional al combinar materiales sostenibles con tecnología, comodidad y diseño.

Su innovadora propuesta lo convirtió en el primer latinoamericano en ganar dos premios del International Talent Support (ITS) hace tres semanas, un concurso patrocinado por la firma italiana Ferragamo, que destaca la originalidad de jóvenes diseñadores.

Se trata de una colección de siete zapatos deportivos eco-futurista denominada ‘We Go Far’ (Llegamos lejos), que parten de la investigación de materiales biológicos encontrados en Latinoamérica y la fusión con tecnologías digitales.

LLEGAMOS LEJOS
“Actualmente vivimos una situación ambiental crítica. ‘We go far’ busca extender la naturaleza hacia el ser humano y generar un nuevo sentido de moda. Esta colección es el resultado de la fusión entre biología, fabricación digital y diseño”, explicó en una entrevista a Efe el diseñador quiteño de 36 años.

Su colección tiene una línea denominada Upcycling (Suprareciclaje) que tiene en la zapatilla “pitón” su máximo exponente, al desarrollar un ergonómico calzado cubierto con una falsa piel de serpiente confeccionada con retales de cuero de las industrias de calzado de lujo italiano proporcionados por Fendi.

FOTO: EFE/ Felipe Fiallo.

Tiene otra línea, ‘Crystal Walk’ hecha a partir de cristales naturales que crecen directamente sobre la zapatilla, fruto de un proceso de sobresaturación de minerales.

En el apartado de las deportivas confeccionadas con elementos biológicos se encuentran la ‘Growing Shoe’, un zapato que crece a partir de hongos de micelio, y la ‘Biodidas’, una zapatilla biodegradable a base de algas marinas que después de 365 días se convierte en alimento para peces.

“La colección es única porque creamos piezas con impresora 3D, esto logra que no se desperdicie material, es ‘zero waste’. Lo importante es utilizar los materiales de forma inteligente y poderlos expresar de una forma artística”, aclaró.

Fiallo tardó un año en desarrollar su línea de calzado eco-futurista, pues los primeros seis meses los dedicó a la investigación, y el último medio año, que le pilló en Ecuador en pleno confinamiento por el coronavirus, plasmó sus diseños.

Una de sus principales motivaciones fue llevar a otro nivel la moda en Ecuador y Latinoamérica, con el objetivo de generar un puente entre las naciones suramericanas y la moda global.

MATERIALES BIODEGRADABLES
El diseñador, que obtuvo una beca “FabriAcademy” del MIT que realizó en España y fue patrocinada por Adidas, recordó que la industria del calzado deportivo es una de las más dañinas con el medioambiente por sus pegamentos, disolventes, resinas altamente tóxicas y gran cantidad de plástico que requiere.

La producción global alcanzó un récord de más de 24.000 millones de pares de zapatos en el 2019, de acuerdo a la última edición del World Footwear Yearbook, un informe anual que analiza las tendencias más importantes dentro de la industria del calzado a nivel mundial.

Para el joven diseñador ecuatoriano, el calzado es mucho más que una simple prenda de vestir, sino “un elemento de identidad para la nueva generación de consumidores que hoy en día exige productos amigables con el medioambiente”.

Por tal motivo, recurre a componentes que al cumplir su vida útil funcional se descompongan naturalmente: “Materiales que nacen de la naturaleza y mueren en la naturaleza”, como el bioplástico de ‘Biodidas’, los cristales de ‘Crystal Walk’ y el micelio de ‘Growing Shoe’.

EN LO MÁS ALTO DE LA ITS
Con cerca de 18.000 portafolios recibidos para sus ediciones a lo largo de dos décadas, los premios ITS han sido un trampolín para diseñadores de todo el mundo, y algunos de sus finalistas y ganadores cuentan hoy con sus propias marcas, mientras que otros diseñan para grandes casas como Givenchy, Dior, Cavalli o Armani.

Este año, 630 competidores de más de 60 países postularon para la última edición, en la que Fiallo se hizo con dos galardones: el “ITS Fondazione Ferragamo Award” y el “ITS People’s Choice Award”.

FOTO: EFE/ Felipe Fiallo.

“Este premio no es mío, es del Ecuador, ganamos no solo como país sino como región latina al recibir un espacio en la industria. Es un honor ser un representante latinoamericano en la moda global sustentable”, acotó.

UN FUTURO PROMETEDOR
Tras su victoria, Fiallo viajará a Florencia en enero para trabajar en el departamento creativo de Salvatore Ferragamo, que como muchas otras empresas, considera el diseñador, se han visto obligadas a adaptarse a una nueva realidad en la que los consumidores prefieren prendas amigables con el medioambiente.

“Ser sustentables o morir, no hay de otra, necesitamos generar conciencia ambiental”, consideró.

El ecuatoriano tiene programado lanzar en febrero próximo las primeras unidades de calzado bajo la marca ‘Felipe Fiallo’, en el marco de la plataforma ‘Not Just a Label’, que engloba a diseñadores líder pioneros de la moda contemporánea.