Esta semana en la Lira Pedro Escobedo, se colocó la primera piedra del 8º. Banco del Bienestar en Querétaro, el cual estará listo en dos meses.

San Juan del Río, 30 Octubre 2020.- El director regional de programas para el desarrollo, Humberto Segura Barrios, informó que esta semana en la Lira Pedro Escobedo, se colocó la primera piedra del 8º. Banco del Bienestar en Querétaro, el cual estará listo en dos meses.

Segura Barrios dio a conocer que se puso la primera piedra en la localidad de la Lira, debido a que encontraron que ninguna institución bancaria hubiese aperturado una sucursal en este sitio de vital importancia para Pedro Escobedo, ya los bancos se basan en un estudio financiero que arroja poco rendimiento económico.

Humberto Segura Barrios, Director regional de programas para el desarrollo.

Sin embargo, refirió que ya abrieron bancos en Amealco en la carretera San Ildefonso, Bancos en Corregidora, en la localidad de Ceja de Bravo, en la localidad de El Vegil, en Tolimán -el primer banco en su historia- y lo mismo en el caso de Huimilpan.

Destacó que ha resultado vital contar con una institución financiera a fin de hacer la entrega económica a los beneficiarios de los programas Bienestar y llevar el desarrollo a las localidades.

El funcionario federal, explicó que algunas entregas se hacen directa de mano, otras son bancarizadas y a través de TELECOM, ya que casi la mitad de los municipios no cuenta con servicios bursátiles.

Subrayó que los recursos de los programas federales se están llevando a localidades como La Lira, donde existe una cantidad considerable de beneficiarios, al referir que son alrededor de 10 millones de pesos los que se entregan cada año para los distintos programas.

“Estamos llegando ahí con una cantidad importante a más de 300 adultos mayores, más de 200 productores del campo, más de 50 niños con discapacidad y más de 300 becas, entre niños de educación básica y preparatoria”, puntualizó.

Finalmente mencionó que, bajo este esquema de trabajo, los ‘servidores de la nación’, deberán volverse científicos sociales, lo cual significa que no se hacen en el aula, sino en la calle.