Al menos cuatro de cada 10 adultos mexicanos padece agruras al menos una vez al mes. FOTO: EFE/José Pazos.

México, 29 oct (EFE).- Al menos cuatro de cada 10 adultos mexicanos padece agruras al menos una vez al mes, derivado en gran parte del estrés y la dieta predominante en grasas, comida picante y condimentada, lo que puede derivar en problemas más graves.

“La enfermedad por reflujo gastroesofágico o ERGE es un problema serio, ya que la persistencia de los síntomas afecta frecuentemente el desempeño de las actividades laborales y sociales de quienes la padecen”, dijo este jueves en conferencia de prensa el doctor Luis Federico Uscanga Domínguez, expresidente de la Asociación Mexicana de Gastroenterología (AMG).

Uscanga Domínguez señaló que las agruras o regurgitación son un padecimiento que afecta la calidad de vida de las personas, y en México se ha convertido en una de las causas más comunes de consulta al médico general.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades por reflujo gastroesofágico (ERGE) y ácido-pépticas ocupan el primer lugar de consultas a nivel mundial y afectan a las personas de cualquier edad, sexo y condición social.

De acuerdo con el especialista, el 40 % de las personas que padecen ERGE lo presentan una vez al mes, mientras que 20 % una vez por semana y 7 % todos los días.

El expresidente de la AMG aseveró que los pacientes que sufren de este padecimiento se quejan de pirosis (sensación de quemadura), debido a que el contenido del estómago se devuelve hacia el esófago, “lo que ocasiona irritación del tubo digestivo y otros síntomas”.

Entre los principales factores de riesgo para desarrollar esta enfermedad están la edad, la historia familiar, el uso de ciertos medicamentos, la obesidad y comorbilidades como la enfermedad pulmonar obstructiva Crónica (EPOC) y el asma.

El especialista señaló que muchos pacientes no tienen el tratamiento adecuado para la enfermedad, lo que complica y exacerba los síntomas.

Por su parte, el doctor Raúl Bernal, también ex número uno de la AMG, aseguró que “el tratamiento de la ERGE debe individualizarse” y debe orientarse a la presentación clínica de la enfermedad y a la intensidad de los síntomas.

Finalmente, los especialistas sugirieron evitar la ingesta exagerada de bebidas y comida, además de reducir la cantidad de alimentos condimentados y grasos para prevenir la aparición de estas enfermedades.