Mexicana Sophie Alexander se une con Diego del Río para monólogo muy personal

México, 29 oct (EFE).- La actriz mexicana Sophie Alexander protagoniza su primer monólogo, “Coordenadas sutiles”, que se emitirá a partir del 31 de octubre de manera virtual y en el que dejó, dirigida por Diego del Río, gran parte de su esencia.

“Al leerlo me di cuenta de que Diego había absorbido mucho una parte de mi historia, hay ciertas cosas que aluden a mi persona, a mi historia de vida. Entonces me pareció que era ineludible hacer equipo con él y no todos los días te hablan para decirte que te escribieron algo, por lo que había que ser responsiva”, dijo a Efe la actriz.

Por su parte, el director explicó que “Coordenadas sutiles” es en origen un homenaje a otro de sus trabajos, “Proyecto sutil”, en el que también trabajó con la mexicana.

Aquel proyecto de hace cinco años trataba otros temas pero tenía como eje central la nacionalidad, algo a lo que esta vez se le añadieron temas como de dónde proviene una persona o dónde nace y surgió “Coordenadas sutiles”, para cuya creación del Río logró una beca para jóvenes creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA).

Los orígenes de la actriz son alemanes y franceses pero ella vivió toda su vida en México.

Y aunque Alexander pretendía llegar solo hasta un punto para que el director pudiese dar un primer avance para su beca, poco a poco el proyecto fue creciendo y la actriz se dio cuenta de que el monólogo podría servir como un registro histórico de lo que le sucedió a los teatros durante la pandemia mundial de coronavirus.

“Empezó a crecer el proyecto: se sumaron del Foro Shakespeare para producirlo, luego se nos ocurrió que lo hiciéramos en el Teatro de la Ciudad ahora que estaba vacío y eso sumó otra dimensión al trabajo porque logramos hacer un registro histórico de lo que los teatros están padeciendo hoy en día por la pandemia”, dijo.

INNOVACIÓN POR NECESIDAD

Para del Río, además de esto, también resultó interesante mezclar el lenguaje del teatro con la cinematografía de utilizar seis cámaras y dar ángulos a los espectadores como la primera persona del actor o ver el patio de butacas prácticamente vacío a los que habitualmente no acceden.

Con esto, expresó el director, se refleja lo que está sucediendo a causa de la cuarentena, y es que la comunidad teatral está intentando que este arte no muera “haciendo ejercicios que tienen que ver con mantener vivas las historias”, aun entendiendo que el teatro “es presencia en tiempo y espacio”.

“Esto es una cosa nueva que en medio de la crisis nos permitió conectar con otras audiencias en otras latitudes. El monólogo puede ser visto desde muchos lugares del mundo, me parecía interesante aprovechar la oportunidad para conectar como gremio teatral universal y darle la vuelta a la narrativa”, dijo.

En relación a esto, Alexander consideró que todavía tocará seguir innovando y buscando alternativas, pues la pandemia está viviendo un repunte en muchas partes del mundo, también en México, y regresar a rodajes y funciones es un riesgo para la salud pero también en lo económico.

“Está habiendo una nueva ola de contagios, entonces la verdad es que las filmaciones, teatros o series están teniendo situaciones complicadas y eso implica dinero. (…) Esto va a durar tiempo, nos vamos a tener que ir adaptando. Ni siquiera dependerá de una vacuna, habrá que pensar en nuevas maneras y esto es una de ellas”, terminó.