Guillermo Funes, Vicepresidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin). FOTO: EFE/Sáshenka Gutiérrez.

México, 22 oct (EFE).- Los industriales de México están preparados para afrontar un posible rebrote de la covid-19 en el país, aseguró este jueves el vicepresidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Guillermo Funes.

Pese a ello, Funes advirtió en la presentación del programa de la Reunión Anual de Industriales que la industria “no soportaría desde luego un cierre como el de abril, mayo y junio” porque “comportaría un impacto productivo enorme”.

Para evitar esos rebrotes “normales en el comportamiento de un virus” que ya se están dando en Europa, Estados Unidos y algunos estados de México, Funes pidió respetar las medidas sanitarias.

“Si todos usamos cubrebocas y guardamos la distancia social, no habrá rebrotes”, indicó.

La Reunión Anual de Industriales (RAI) 2020 se realizará de manera virtual del 28 al 30 de octubre con el auspicio de la Concamin, que representa a 124 cámaras y asociaciones, 1,2 millones de unidades productivas, al 35 % del PIB, al 42 % del empleo formal y al 90 % de las exportaciones de México.

El programa de la RAI 2020 contará con autoridades mexicanas del más alto nivel, como el canciller Marcelo Ebrard o la ministra de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y una clausura a cargo del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Además, impartirán conferencias y participarán en distintas modalidades del evento empresarios alemanes y franceses, así como autoridades de ese último país, al que la Concamin ha distinguido como invitado esta edición.

“Este año (la RAI) cobra especial importancia dada la situación actual de nuestra economía, que ha visto una contracción que a final de año probablemente supere la contracción del 10 % del PIB”, indicó el presidente de los industriales, Francisco Cervantes.

Agregó que el evento ofrece la oportunidad de “implementar la cuarta transformación industrial y abandonar las prácticas menos eficientes”.

“Es necesario evitar la fuga de cerebros mexicanos, impulsando no solo lo hecho en México en manufactura sino lo educado en México”, aseguró.

Por su parte, el embajador de Concamin en Francia, Alfred Rodríguez, señaló el interés del país galo por invertir en México y particularmente en su industria.

“Los industriales de México y de Francia estamos interesados en ser socios, de una manera inteligente: sin poner en juego nuestras ventajas competitivas y convirtiéndolas en ventajas comunes”, indicó, tras señalar que la industria de ambos países supone un flujo de 7.000 millones de dólares anuales.