324 casos sospechosos acumulados de dengue en todo el Estado, durante 2020.

Querétaro, 22 octubre 2020.- De acuerdo con el informe de la doctora Martina Pérez Rendón, directora de Servicios de Salud de Querétaro, son ya 324 casos sospechosos acumulados de dengue en todo el Estado, durante 2020.

Pérez Rendón, señaló que al corte de la semana pasada hay un reporte donde 302 casos se dieron en la capital, mientras que el número restante pertenece a zonas foráneas, del primero de enero, al 21 de octubre de 2020.

Respecto a la defunción que se presentó en Arroyo Seco, informó que no se ha llegado a la conclusión si fue efectivamente por dengue o por alguna otra causa, al manifestar que en su momento darán a conocer la información correcta.

La funcionaria de salud apuntó que seguirán tomando muestras a casos sospechosos de dengue reportados en todo el Estado.

Además, refirió que el seguimiento de brotes no termina en el momento en que se detectan los incidentes, ya que se da el debido seguimiento durante varios días e incluso semanas donde se procede a la toma de muestras al 30 por ciento de la población.

Mencionó que la toma de muestras no se hace al cien por ciento de habitantes, ya que se trabaja a través de las medidas de asociación epidemiológica, es decir, incidencias acumuladas, factores de riesgo y tasas acumuladas.

De acuerdo con lo anterior, Pérez Rendón, solicitó la participación ciudadana para prevenir el virus que transmite el dengue, ya que se propaga a las personas por medio de la picadura de un mosquito de la especie Aedes infectado, sin olvidar que estos también contagian el virus del Zika, el chikungunya, y otros virus.

Refirió que las actividades a seguir para erradicar el problema, van desde la fumigación, la aplicación de lapicidas en los depósitos de agua, la eliminación de criaderos y por supuesto, la atención de pacientes, ya que dijo que al ser viral no tiene un tratamiento específico, ya que el manejo es sintomático.

Es decir, que las personas están llamadas a identificar si en casa hay botellas, cubetas o cacharros que puedan acumular agua, y de ser necesario deshacerse de ellas; mantener libre de hierba el patio, pues el mosco busca el agua estancada para reproducirse y la maleza para ocultarse.

“Necesitamos mantener las densidades de mosco bajo control, para eso necesitamos mucho el apoyo de la gente en la eliminación de los criaderos, esto contribuirá a disminuir los casos de dengue, sobre todo el mosco adulto”, subrayó.

En conclusión, añadió que es la temporada de frío lo que también ayudará al control ambiental del mosco.