Seis presuntos integrantes del Cartel Santa Rosa de Lima murieron al enfrentarse en un tiroteo con policías de Guanajuato. FOTO: EFE/Archivo.

Celaya (México), 14 oct (EFE News).- Seis presuntos integrantes del Cartel Santa Rosa de Lima murieron al enfrentarse en un tiroteo con policías del estado de Guanajuato, el más violento del país, según informaron este miércoles las autoridades locales.

Los hechos ocurrieron el martes por la noche al sur del municipio de Celaya, en donde apenas la semana pasada fueron detenidos diez presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación,la otra organización criminal que busca controlar Guanajuato.

Según informó la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, se recibió un reporte sobre disparos en la comunidad de Juan Martín, en Celaya, por lo que elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE) acudieron a la zona.

Al llegar al lugar, civiles armados a bordo de dos camionetas comenzaron a disparar en contra de los agentes.

“Los oficiales de las FSPE repelieron la agresión y en ese mismo lugar fueron abatidos cuatro de los presuntos agresores”, refirió la dependencia estatal.

Otros dos civiles intentaron escapar mientras disparaban en contra de los policías, pero también fallecieron por balas de los elementos de seguridad estatales.

Una vez que terminó el fuego cruzado, fueron incautadas en el lugar seis armas largas, más de 200 cartuchos útiles, seis chalecos antibalas y una cartulina con las siglas del Cártel Santa Rosa de Lima, además de las dos camionetas donde circulaban los civiles armados.

El pasado agosto cuando el líder de esta organización criminal, José Antonio Yépez Ortiz, alias el Marro, fue capturado y trasladado al penal federal de máxima seguridad del Altiplano.

Ese mes la cifra de homicidios dolosos fue la más baja en Guanajuato en lo que va del año. Pero la violencia repuntó y tan solo en la primera semana de octubre fueron contabilizados 103 asesinatos, es decir, casi 15 al día.

La inseguridad es una muestra de la cruenta disputa por controlar la región entre el Cártel Santa Rosa de Lima, aunque sin su fundador, y el poderoso Cártel Jalisco Nueva Generación.

México vive una ola de violencia sin precedentes y en 2019 se reportaron más de 34.600 homicidios dolosos y cerca de 1.000 feminicidios.